El presidente del CSIC reclama una mayor inversión privada en I+D, que supone el 40% en la actualidad

Expertos destacan el problema de «relevo generacional» que existe en la astronomía

SANTANDER, 7 (EUROPA PRESS)

El presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Rafael Rodrigo, destacó hoy la necesidad de que exista una mayor inversión privada en investigación y desarrollo, ya que «siempre nos fijamos en la inversión pública». Según Rodrigo, la inversión pública actual es del 60 por ciento, mientras que la privada es del 40 por ciento, cuando «debería ser al revés», como en otros países.

Rodrigo hizo estas afirmaciones en una rueda de prensa sobre el curso «Nuevas perspectivas de la Astronomía española», en la que también el director científico del «Gran telescopio de Canarias», José Miguel Rodríguez Espinosa; el profesor de Investigación del CSIC en el Instituto de Física de Cantabria, Javier Barcons; y el catedrático de la Universidad de Valencia, Víctor Reglero.

Todos ellos destacaron como principales problemas de la astronomía en España la falta de recursos económicos y la formación de nuevo personal. Este último tema es, para el presidente del CSIC, el problema «más difícil de resolver», ya que los jóvenes «no se interesan mucho» por la ciencia, pero es «importante» asegurar que haya un futuro, dijo. Destacó al respecto que se tienen los medios y las becas suficientes, pero con una media de 30 doctores en astronomía al año, «es difícil crecer». No obstante, señaló que la astronomía es una disciplina «muy bien aceptada», que va «por el buen camino» y la respuesta de la sociedad es «tremenda», según dijo.

Rodríguez Espinosa informó, por su parte, que en 30 años ha pasado de haber 12 astrónomos profesionales a 600, aunque admitió que existe «un problema de relevo generacional». En la actualidad hay 12 astrónomos por cada millón de habitantes en España, cuando lo ideal sería, como por ejemplo en Francia, «llegar a tener 20 astrónomos por millón de habitantes».

GRAN TELESCOPIO DE CANARIAS

Una muestra de la buena salud que vive la astronomía en España es la creación del «Gran telescopio Canarias», el telescopio óptico más grande del mundo con diez metros de diámetro, que lleva funcionando desde mediados de marzo, «bastante bien», según Rodríguez Espinosa. A través de este telescopio se ha medido la atmósfera de un planeta extrasolar, rayos gamma o se ha descubierto una concentración de galaxias que absorben ondas microondas, entre otras muchas cosas.

Este telescopio, según Rodrigo, «pone a España a primer nivel mundial, en el ojo del huracán de los nuevos descubrimientos», y servirá para realizar pruebas tecnológicas durante 50 noches, para saber, si un nuevo telescopio de 42 metros de diámetro, que se pretende construir en Europa, puede realizarse.

Sobre los efectos de la crisis económica en la astronomía, el presidente del CSIC, señaló que ésta no afecta solo a la española, sino a la de toda Europa, en la creación de nuevas infraestructuras, aunque no ha incidido «especialmente» en el desarrollo de la instrumentación.

En este sentido, Víctor Reglero destacó que la industria aeroespacial es «la única de España» que no ha creado desempleo en los últimos dos años. Por su parte, el presidente del CSIC señaló que la inversión que se realizó en España hace tres años fue de 160 millones de euros, y este año ha sido ya de 240 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *