El Gobierno ha repartido más de 1,5 millones de bombillas de bajo consumo hasta finales de julio

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

Los consumidores han recogido hasta finales del mes de julio un total de 1,517 millones de bombillas de bajo consumo, tras acudir a las oficinas de correos a canjear gratuitamente los cupones que han recibido con su factura de la luz por una bombilla de este tipo, informó hoy el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

Con las bombillas repartidas hasta ahora se conseguirá un ahorro estimado de energía de unos 126 gigavatios-hora (GWh) anuales, lo que equivale al consumo de electricidad de 31.500 hogares y a dejar de emitir a la atmósfera 50.904 toneladas de CO2 al año.

El plan del Ministerio de Industria es regalar cerca de 44 millones de bombillas de bajo consumo, dos por hogar, una en 2009 y otra en 2010.

El reparto se realiza mediante vales de regalo (uno por hogar) que llegan a los usuarios en la factura de la luz y que pueden canjearse en cualquiera de las 15.000 oficinas que Correos tiene en España.

Industria señaló que en los últimos días el ritmo de recogida “se ha acelerado considerablemente”. Así, la pasada semana se canjearon más de medio millón de bombillas y se superaron las 100.000 bombillas diarias en varias ocasiones.

Con el lema de “Con tu ahorro ganamos todos. Cada pequeño gesto cuenta”, el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio comenzó el pasado mes de febrero el Programa de reparto gratuito de bombillas de bajo consumo en Aragón, desde donde se extendió a las comunidades de La Rioja, Navarra, Madrid y Galicia y, desde principios de julio, a todo el país.

FOMENTAR LA EFICIENCIA ENERGÉTICA.

El objetivo que persigue el Ministerio dirigido por Miguel Sebastián con esta iniciativa es mentalizar a los ciudadanos de la importancia que tiene el ahorro de energía y la adopción de hábitos que fomenten la eficiencia energética.

Una bombilla de bajo consumo ahorra alrededor de 100 euros durante toda su vida útil, ya que consume un 80% menos y dura entre seis y ochos veces más que una incandescente.

La iniciativa, que ha sido desarrollada por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), entidad adscrita al Ministerio de Industria, forma parte del “Plan E” diseñado por el Gobierno y desarrolla una de las 31 medidas del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética aprobado el 1 de agosto de 2008.

Con el reparto de bombillas el Gobierno español se adelanta a los plazos previstos por la Unión Europea para sustituir las bombillas actuales por las de bajo consumo.

El calendario previsto por la UE prevé la supresión paulatina de las bombillas incandescentes a partir de septiembre del 2009 y su sustitución por los nuevos modelos de bajo consumo. Las últimas bombillas tradicionales dejarán de comercializarse en 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *