MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aconsejado la protección «absoluta» con sistemas de filtración de los pacientes sometidos a ventilación mecánica dentro de los centros hospitalarios para evitar nuevos contagios por el virus de la gripe A en los pacientes especialmente vulnerables.

Los filtros para sistemas respiratorios intercambiadores de calor y humedad «deben proteger frente a la propagación del virus de un paciente infectado al sistema respiratorio, y sucesivamente, a través del ventilador al aire del hospital», explicaron. «A fin de actuar como barrera a la transmisión de bacterias y virus a través del sistema respiratorio, estos sistemas deben bloquear eficientemente diferentes vías potenciales de transmisión», apuntaron.

Tanto la saliva como las secreciones bronquiales de un paciente pueden contener organismos contaminantes. El toser o el succionar de las vías respiratorias pueden generar una pulverización de pequeñas gotas que contengan el agente contaminante. Durante el paso a través del aire seco, las capas líquidas del aerosol pueden secarse y formar un núcleo de aerosol incluso más pequeño.

Este «núcleo del aerosol» puede contener organismos infectantes que pueden permanecer suspendidos en el aire por largos periodos de tiempo, así pueden ser transmitidos vía aérea a través de núcleos de aerosol o secreciones líquidas, afirmaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here