Liberan en la reserva marina de Tabarca dos tortugas recuperadas en el acuario municipal de Santa Pola

ALICANTE, 24 (EUROPA PRESS)

Trabajadores municipales han liberado en aguas de la reserva marina de la isla de Tabarca dos ejemplares de tortuga boba que han sido recuperadas por el acuario municipal de Santa Pola (Alicante) después de que fueran capturadas accidentalmente por las redes de barcos pesqueros, según han informado hoy en un comunicado fuentes municipales.

El pasado año fueron recogidos accidentalmente por embarcaciones de pesca de arrastre dos ejemplares de tortuga boba (Caretta caretta). Tras su recuperación, fueron trasladadas a las dependencias del acuario municipal, donde han permanecido en observación durante unos meses. Una vez comprobado que su estado era óptimo, se procedió a su marcaje con anillas oficiales por el Instituto Cavanilles de la Universidad de Valencia, y con chips identificativos por parte de la Conselleria de Urbanismo, Agua, Territorio y Vivienda.

A primera hora de esta mañana, las dos tortugas fueron entregadas al servicio de mantenimiento y protección de la reserva marina de Tabarca por los responsables del acuario, con la presencia de la concejal de Cultura, Feli Bailador, y del concejal de Medio Ambiente, Daniel Carrillo. A bordo de la embarcación oficial fueron trasladadas hasta las inmediaciones de la reserva para soltarlas al agua y comenzar su proceso de aclimatación y su posterior seguimiento migratorio.

Los ejemplares de tortuga boba que muestran heridas o signos de haber tragado un anzuelo son trasladados inmediatamente por el Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de Santa Faz al Centro de Recuperación de Especies El Saler en Valencia. Desde el año 1986, el acuario municipal de Santa Pola viene actuando ante la conservación de las especies de tortugas marinas, por lo que mantiene ininterrumpidamente la colaboración con la Generalitat Valenciana y por convenio de colaboración con el Departamento de Cordados de la Facultad de Biológicas de la Universidad de Valencia.

Estos ejemplares que existen sobre la tierra desde hace millones de años están amenazados y en peligro de extinción, debido sobre todo a la actividad humana, por lo que diferentes organismos de todo el mundo colaboran en su recuperación.

La tortuga Boba (Caretta caretta) es la especie más frecuente en el Mediterráneo y utiliza las costas españolas como áreas de paso y alimentación, aunque en el año 2001 se detectó una puesta en la playa de Vera (Almería) y en el 2006 otra en Puzol (Valencia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *