Un investigador del CSIC señala que los transgénicos “producen alimentos seguros en calidad y en cantidad”

España es uno de los países europeos que más cultiva transgénicos

SANTANDER, 15 (EUROPA PRESS)

El profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Pere Puigdomènec, reconoció hoy en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) que en este momento “hay una polémica importante por las plantas modificadas genéticamente”. Sin embargo, afirmó que este tipo de cultivos “se intentan adaptar a nuestras necesidades, produciendo alimentos seguros en calidad y en cantidad”.

Puigdomènec, quien participó en el seminario “Las fronteras de la biología, 200 años después del nacimiento de Darwin. Los retos del periodismo científico”, organizado por la UIMP, tachó de “absolutamente falso” la posición que mantiene Greenpeace sobre el hecho de que consumir alimentos procedentes de Organismos Modificados Genéticamente (OMG) “es perjudicial para la salud humana en el sentido de que fomentan la aparición de nuevas alergias y de nuevos tóxicos”. “Uno puede argumentar muchas cosas, pero es lamentable que a estas alturas se siga diciendo algo parecido”, apuntó.

El investigador aseguró que “no se puede generalizar” ya que “existen muchas plantas y modificaciones diferentes” y recordó que EE.UU., Europa y Japón han puesto en marcha sistemas de análisis “muy rigurosos”, que tienen como objetivo que “no se produzca ningún efecto negativo sobre la salud ni el medioambiente”.

En la misma línea, añadió que “ningún país del mundo ha prohibido nunca una planta transgénica” y, por ello, insistió en que “meter miedo a la gente argumentando posibles efectos sobre salud para esconder pruebas políticas es inválido”.

Puigdoménec también hizo hincapié en la necesidad de “replantearse” el sistema agrícola mundial. Una manera de conseguirlo, puntualizó, es invertir en los países con “problemas de alimentación”, tal y como recomendó la última reunión del G8. Asimismo, apostó por introducir los transgénicos, que son “muchísimos y que ayudan mucho a que la gente produzca lo suficiente”.

Sobre la situación de España, el investigador del CSIC dijo que es “uno de los países de la Unión Europea que más cultiva transgénicos” y añadió que “es el único de Europa productor e importador de maíz transgénico”, un hecho que atribuyó a “los problemas de plagas de insectos que existen aquí y que no se dan en otros lugares”.

Para Puigdoménec, las investigaciones actuales se están centrando en averiguar cómo resisten las plantas transgénicas las enfermedades y cómo pueden producir “aquello que queremos que produzcan”. De esta manera, avanzó, en un futuro habrá “muchas herramientas para continuar obteniendo cultivos que produzcan aquello que nos interesa de la manera más segura posible”.

“Se trata de una cuestión relevante”, reconoció el investigador, quien aseveró que hay “retos importantes” como, por ejemplo, los problemas de alimentación en el mundo, el aumento de la población, la deforestación o el cambio climático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *