Un cocodrilo hallado en Mallorca viaja hacia La Habana donde formará parte de un programa de cría en cautividad

PALMA DE MALLORCA, 7 (EUROPA PRESS)

El cocodrilo cubano hallado en Mallorca hace seis años, vuela hacia La Habana donde formará parte de un programa de cría en cautividad. Al traslado y colocación del reptil en una caja de transporte han asistido el conseller de Medio Ambiente, Miquel Àngel Grimalt; el director general de Medio Forestal y Protección de Especies, Pere Ramon; y el gerente comercial de Iberia Baleares, José Ramón Pérez.

En un comunicado, la Conselleria de Medio Ambiente de la región señaló que el cocodrilo será transportado a Madrid y el miércoles el animal viajará desde Madrid a Cuba.

El animal fue abandonado en el año 2003 -anónimamente, de madrugada, dentro un saco y con el morro cerrado con una cinta- a las puertas de las instalaciones del COFIB, donde sus responsables se hicieron cargo.

Después de un periodo de adaptación, se enviaron fotos del animal a diferentes expertos para la identificación de la especie. De este modo, dichos expertos confirmaron que este animal corresponde a una hembra adulta, que ahora mismo ya tiene 10 años de vida y mide poco más de metro y medio.

Asimismo, esta especie, propia de Cuba, está incluida en la categoría de mayor protección internacional por su restringida área de distribución y por el reducido número de ejemplares de la especie que existen, que actualmente se encuentra entre los 5.000 y 6.000.

Una vez en Cuba, el animal será trasladado al Jardín Zoológico de La Habana, donde pasará el período de cuarentena necesaria antes de ser trasladado a un centro de cría de la especie, en una zona húmeda de la isla.

A pesar del periodo de adaptación, las instalaciones del COFIB no reunían las condiciones adecuadas para que el animal y desde el primer momento se planteó la posibilidad de devolverlo a su lugar de origen, Cuba, para incorporarlo en proyecto de cría en cautividad.

La devolución de un animal a su país de origen es una circunstancia excepcional. Los gastos económicos, los trámites burocráticos, los posibles problemas sanitarios y el desconocimiento del lugar de origen dificultan estos procesos.

Los objetivos principales de esta actuación, según la Conselleria, son beneficiar al animal que será trasladado en unas condiciones y a unas instalaciones óptimas, contribuir al programa de cría de la especie catalogada internacionalmente de máxima protección y hacer un llamamiento a la sociedad para que comprenda que no se pueden trasladar ilegalmente especies silvestres desde sus lugares de origen.

Estas acciones pueden tener consecuencias negativas en la conservación de la fauna y ocasionar problemas en las poblaciones de origen alterando los hábitos y la biodiversidad en los lugares de destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *