El 56 por ciento de las mujeres que superan el cáncer logra quedarse embarazada con donación de óvulos

VALENCIA, 2 (EUROPA PRESS)

El 56 por ciento de las mujeres que superan el cáncer logra quedarse embarazada con donación de óvulos, según un estudio del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), que fue seleccionado entre los 10 finalistas para premio en la ESHRE 2009 (European Society of Human Reproduction and Embryology).

Según informó el IVI en un comunicado, en los últimos años la supervivencia al cáncer se ha incrementado como consecuencia de una mayor efectividad de los tratamientos, de modo que entre el 90-95 por ciento de las pacientes jóvenes superan la enfermedad. Sin embargo, los efectos de la quimioterapia y radioterapia en las gónadas femeninas provocan “graves daños” que pueden llevar al cese de la función ovárica y la infertilidad.

Las pacientes que tras superar un cáncer desean quedarse embarazadas tienen una “alta probabilidad” de conseguirlo a través de la técnica de ovodonación. Así lo demuestran los resultados obtenidos en el estudio “Reproductive outcome after cancer treatment with oocite donation” realizado por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI) de Vigo, en colaboración con los centros de Madrid, Valencia, Sevilla y la Universitat de València.

Según el IVI, “a la hora de lograr una gestación prácticamente no hay diferencias entre pacientes oncológicas y aquellas que padecen fallo ovárico prematuro idiopático (antes de los 40 años)” y el estudio ha demostrado que un 56 y un 64 por ciento, respectivamente, consiguieron quedarse embarazadas con óvulos de donante. De hecho, según el instituto, en ambos casos se acercan a la tasa media de embarazos con donación de ovocitos, que está en torno al 65 por ciento.

77 EMBARAZOS

El director de la clínica IVI de Vigo, Elkin Muñoz, explicó que que con este estudio “hemos demostrado que se puede mantener un buen pronóstico reproductivo tras padecer un cáncer, ya que de las 137 pacientes oncológicas tratadas con ovodonación, un total de 77 lograron quedarse embarazadas”.

El estudio, llevado a cabo entre enero de 2000 y enero de 2008, demostró que no había diferencias “significativas” entre las tasas de implantación del grupo de pacientes con cáncer (38,5 por ciento) y las de mujeres con fallo ovárico (39,4). Las pérdidas en el primer grupo fueron de un 19,7 por ciento y de un 16,7 en el segundo.

La muestra comparaba 137 mujeres que habían padecido cáncer y se habían sometido a diferentes tratamientos (cirugías, terapia hormonal, radio o quimioterapia) con 136 mujeres diagnosticadas con fallo ovárico prematuro idiomático, es decir, con cariotipo normal (sin hipotiroidismo, diabetes mellitus y sin haber sido sometidas a cirugía ovárica y en ausencia de mutaciones del X frágil). Todas ellas recibieron un número similar de ovocitos y de embriones transferidos.

Entre las pacientes oncológicas que formaron parte del estudio, 46 sufrían Hodgkin, 34 padecieron cáncer de pecho, 12 cáncer de ovario, 12 leucemia y el resto de cánceres afectaban a otros órganos.

Este estudio ha sido seleccionado de entre los mejores 10 pósters que se presentaron en la ESHRE en su edición 2009 en la categoría “Clinical Science Award”.

OTROS AVANCES

Por otra parte, según el IVI, el período más fértil de las mujeres llega hasta casi los 30 años. A partir de los 35 cuando la reserva ovárica disminuye considerablemente y a los 50 es casi inexistente. Además, la falta de andrógenos es otro de los motivos por los que estas mujeres ven disminuida su fertilidad.

IVI ha presentado en la ESHRE un póster en el que demuestra que una inyección de hCG en el mes previo al ciclo de pacientes con baja respuesta ovárica, favorece la secreción de andrógenos durante el ciclo. Por tanto, este medicamento podría mejorar la tasa de embarazo en mujeres mayores de 35 años, según el instituto.

Este trabajo, titulado “hCG increases serum androgen concentration in aged women: a clue for low responders”, ha llevado al doctor Juan Antonio García Velasco, autor del póster, a iniciar un ensayo clínico en IVI Madrid, con el fin de demostrar un aumento de la tasa de embarazo con este nuevo protocolo en mujeres con respuesta baja a la estimulación ovárica.

Otro estudio del IVI nominado a premio es “A full year OHSS-free: the “ultimate” protocol for egg donors”. Se trata de una investigación que ha llevado a cabo un grupo de enfermeras que, en línea con el anterior, demuestra la nocividad del hCG en mujeres altamente respondedoras. El hCG es una hormona del embarazo que se suministra en ciclos de reproducción asistida para estimular los ovarios de las pacientes.

Este estudio, realizado durante un año, con una muestra de 844 donantes de óvulos, desaconseja el uso del hCG en pacientes con una alta respuesta a la estimulación, porque corren el riesgo de padecer el síndrome de hiperestimulación ovárica. En sustitución del hCG, este grupo de enfermeras apuesta por el antagonista GnRH en pacientes, como por ejemplo donantes sanas con una reserva ovárica normal, que responden al perfil de pacientes con alta respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *