El Vall d»Hebron realiza las primeras intervenciones robóticas de Europa en niños

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

El Hospital Vall d»Hebron de Barcelona es el primer centro sanitario de Europa en utilizar la robótica para la realización de cirugías pediátricas, según explicó el gerente del hospital, José Luis de Sancho, durante la presentación de los resultados de las primeras diez operaciones llevadas a cabo con el robot Da Vinci.

El Da Vinci, un innovador robot que incorpora tecnología de la NASA y permite minimizar los riesgos inherentes a cualquier intervención quirúrgica, entre otros avances, tiene un coste aproximado de 1,8 millones de euros y el Vall d»Hebron es uno de los primeros hospitales de España que cuenta con un ejemplar.

Sancho explicó que entre los avances de la utilización del Da Vinci se encuentra el alto grado de precisión que se alcanza –sus cuatro brazos articulados permiten giros completos del instrumental quirúrgico, algo que la mano humano no puede hacer, y además cuenta con dispositivos anti vibración–, una cirugía menos invasiva con incisiones más pequeñas, y la reducción del tiempo de hospitalización del paciente.

El cirujano, en este caso, opera sentado desde una silla sin necesidad de utilizar guantes esterilizados, con la visión tridimensional que le aporta una pantalla personal, mientras manipula los brazos del robot mediante dos dedales y unos pedales.

Las operaciones realizadas hasta la fecha con el Da Vinci en el Vall d»Hebron han sido en niños de 6 a 12 años, e incluyen la extracción de bazo, de vesícula biliar, y de dos ovarios en el caso de una menor que presentaba problemas endocrinos.

FUTURO ESPERANZADOR

La verdadera revolución en las intervenciones quirúrgicas tradicionales llegará cuando se exploren todas las posibilidades del robot, según explicó el director de procesos quirúrgicos del Vall d»Hebron, Vicenç Martínez, puesto que por el momento los cirujanos se deben familiarizar con la máquina.

Martínez señaló que la maniobrabilidad del Da Vinci es «muy superior» a la mano humana, y apuntó la posibilidad de que en un futuro sea posible su utilización en intervenciones maxilofaciales y torácicas, dos campos en los que por el momento la laparoscopia no ha conseguido avances destacables en relación a la cirugía tradicional.

La minimización de los riesgos para el paciente –que en el caso de la extracción de próstata ha reducido las complicaciones a la mitad– por la «alta precisión» de la tecnología robótica es otro de los avances destacados por Martínez.

El Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, La Fe de Valencia, el Clínico de Madrid y la Policlínica de Guipuzkoa son otros de los hospitales que ya incorporaron algún robot Da Vinci, si bien el Vall d»Hebron es el primero en hacerlo dentro del sistema sanitario público de Cataluña y el primero a nivel europeo que se ha especializado en utilizarlo para cirugías pediátricas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *