«Los test genéticos permitirán tratamientos del VIH más efectivos y con menos toxicidad y resistencias», según experto del Carlos III

Es el coordinador del estudio de sida más citado en el mundo en 2008

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

La práctica de test genéticos a los pacientes con VIH permitirá desarrollar tratamientos individualizados que mejoren la efectividad de los actuales antirretrovirales, reduciendo su toxicidad y la aparición de resistencias, según afirma el doctor Vicente Soriano, jefe de Enfermedades Infecciosas del Hospital Carlos III (Madrid) y coordinador del estudio premiado este año por la International AIDS Society como el más citado a nivel internacional durante el año 2008.

«Los tests genéticos son unas pruebas no excesivamente caras, que se puede realizar en cualquier laboratorio sofisticado y que cada vez están cobrando más importancia en el tratamiento de infecciones como la hepatitis C o el VIH, ya que permite utilizar los antivirales en cada paciente de la forma más efectiva y segura», explicó a Europa Press este experto, cuyo último trabajo en este campo supone «un paso más para que este hallazgo pueda llegar a todos los hospitales».

La investigación realizada por el equipo de Soriano, que recibirá el premio de la International AIDS Society en la próxima Conferencia Internacional del SIDA, a celebrar entre del 19 al 22 de julio en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), ha examinado las respuestas que dan los pacientes con VIH ante una medicación en función de sus genes.

En concreto, analizaron el riesgo de sufrir ictericia (exceso de bilirrubina en sangre) que corren los afectados por el VIH que tienen ciertas particularidades genéticas –polimorfismos en los genes UGT1A1 y MDR-3435– y son tratados con atazanavir, comercializado como «Reyataz» por los laboratorios Bristol Myers-Squibb (BMS) y hasta ahora el inhibidor de la proteasa más usado contra este virus.

Sus conclusiones demuestran que la exposición a atazanavir está detrás del hecho de que muchos pacientes –más de la cuarta parte de los medicados con este principio activo– manifieste ictericia, un problema «sobre todo estético», que vuelve amarillenta la piel del afectado, pero «muy desagradable» y que se puede evitar, preservando la eficacia del fármaco, con sólo reducir las dosis en estos casos.

MENOS RESISTENCIAS Y FRACASOS TERAPEÚTICOS

«Este hallazgo es útil porque demuestra que, mirando el perfil genético de la persona, se puede predecir su riesgo de desarrollar ictericia y ajustar la dosis para disminuir la toxicidad del tratamiento con la misma efectividad», indicó el investigador.

Para el doctor Soriano, el reconocimiento internacional de este trabajo demuestra que la farmacogenética, con la que se identifica las bases genéticas de las diferencias individuales en la respuesta a los fármacos, y la farmacocinética, que estudia el paso de los fármacos a través del cuerpo, serán «claves» en el diseño de los futuros tratamientos del VIH/Sida, personalizados a cada paciente.

Asimismo, piensa que este premio demuestra que, en la actualidad, «mucha gente está interesada en conocer cómo reducir la toxicidad de los antirretrovirales» — que puede provocar desde alergias, hasta lipodistrofias o problemas cardiovasculares– y cómo reducir las resistencias y el fracaso terapéutico que aparece cuando el paciente, por su metabolismo, necesita recibir dosis más altas del fármaco, un problema que se detecta en un 10 por ciento de estos enfermos.

-. Firma: CRIS .-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *