Expertos destacan la importancia de la quimioterapia neoadyuvante para reducir el tumor de mama y conservar el pecho

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Distintos expertos internacionales se reunieron hoy en Madrid para abordar las últimas novedades terapéuticas en cáncer de mama, destacando la importancia de aplicar quimioterapias neoadyuvantes en estas pacientes para reducir el tumor antes de la cirugía y conseguir realizar una operación más conservadora que permita la conservación del pecho.

De este modo, en el marco de la octava edición del Madrid Breast Cancer Conference, el doctor Mitch Dowsett, del Royal Marsden Hospital de Londres, informó de los últimos estudios con hormonoterapia y quimioterapia realizados, centrados en la medición del cambio experimentado por los biomarcadores poco después de iniciar el tratamiento.

“La terapia neoadyuvante proporciona una oportunidad única y poderosa para obtener material de biopsia antes, durante y después de los tratamientos”, aseguró este experto, destacando que así se consigue medir la expresión de los biomarcadores en el estudio de la biología de la enfermedad “in vivo”.

El segundo simposio de la jornada se centró en la controversia sobre la terapia hormonal adyuvante para pacientes premenopáusicas que provoca la ausencia de datos de ensayos clínicos para indicar la forma adecuada para el tratamiento de pacientes con receptor de estrógeno (ER) positivo de cáncer de mama operable.

En lo referente a las pacientes postmenopáusicas, más del 80 por ciento de los cánceres primarios de mama de éstas poseen esta mutación, aunque en estos casos los inhibidores de aromatasa (IA) son más eficaces que el tamoxifeno como terapia adyuvante inicial para estos pacientes.

Por último, los expertos se centraron en el tratamiento adyuvante del cáncer de mama HER2 positivo, que ha evolucionado notablemente en los últimos cuatro años gracias al tratamiento con trastuzumab, que Roche comercializa con el nombre de “Herceptin”, ya que cuando se administró simultáneamente o secuencialmente con la quimioterapia, demostró que reduce el riesgo de recurrencia de la enfermedad en aproximadamente un 50 por ciento.

Los resultados de los primeros ensayos aleatorios también suscitaron distintas discusiones en este foro, según explicaron los organizadores en un comunicado, como las relativas al tratamiento de los pequeños tumores de nodo negativo o a las preocupaciones acerca de la toxicidad cardiaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *