Joan Massagé recibe mañana el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Biomedicina

Descubrió recientemente cómo las células tumorales logran entrar en el cerebro y dar lugar a un nuevo tumor

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El actual director del programa de Biología y Genética del Cáncer del Instituto Sloan-Kettering de Nueva York (Estados Unidos), Joan Massagué, recibirá mañana el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Biomedicina, por su aportación a la investigación en la lucha contra el cáncer.

Este experto y su grupo de investigación descubrieron recientemente el mecanismo por el cual las células tumorales logran entrar en el cerebro y dar lugar así a un nuevo tumor. En concreto, los responsables de este trabajo, que fue publicado en la revista «Nature» el pasado mes de mayo, identificaron tres genes que intervienen en el proceso de la metástasis en el cerebro, aunque aún han de determinarse cuáles de ellos son los más importantes para cada tipo de cáncer.

En un encuentro con los medios, explicó que el objetivo de las investigaciones ha sido averiguar qué tienen de especial estas células que no tenían las del tumor primario, porque los órganos que invaden son sitios prohibidos para ellas, ya que cuando la mayoría de las células que se «sueltan» del tumor mueren.

Este experto explicó que «la metástasis es un proceso improbable desde el punto de vista de las células, y la mayoría no lo consigue», por lo que señaló que se intenta averiguar cuáles son las capacidades a las que las células recurren para dar pasos hasta poder dominar órganos importantes. «El resultado servirá para poder desarrollar nuevos fármacos, o probar otros medicamentos que ya han sido probados en otras enfermedades o tipos de cáncer que no se sabía si podría ser útil para la metástasis», añadió.

Un tumor utiliza los vasos sanguíneos para crecer. «Estos vasos sanguíneos son como un colador, con muchas ventanas, a través de las cuales las células de un tumor pueden, con bastante facilidad, pasar al torrente sanguíneo», apuntó e indicó que cuando se diagnostica un tumor, ya ha estado soltando células durante meses, y la metástasis que aparece a lo largo de los años es consecuencia de los años que se ha tardado en diagnosticar el tumor. «La experiencia muestra que, según el tipo de tumor, estas células van a poder encontrar morada en un órgano», precisó.

Muchas de las células no sobreviven a la circulación y no llegan al tejido, y cuando han pasado a él se enfrentan a un ambiente hostil. «Sólo una minoría de la minoría son capaces de aprovechar ese entorno tan extraño para ellas», señaló. «Las funciones de estas células tumorales las adquieren del abuso de nuestros genes normales, van a recurrir al que sea para aprovecharse del entorno que encuentran en el nuevo tejido», dijo.

En concreto, respecto a la metástasis en el cáncer de mama, el doctor Massagué señaló que «hoy por hoy, en la mayoría de los casos, no es curable, pero es controlable en gran parte de ellos. Es un problema, pero no una sentencia.

INTERVENIR EN LAS CÉLULAS ANTES DE LA METÁSTASIS

El reto es, según indicó, cómo se aplican los medicamentos que interfieren en el paso de penetración. El aspecto más prometedor va a ser intervenir terapéuticamente en las células que han penetrado, ya que pueden pasar años antes de que aparezca la metástasis, y si se conoce cómo sobreviven las células y se atacan antes de que causen tumores en otros órganos se puede conseguir mucho éxito», apuntó.

Actualmente se están desarrollando técnicas para aislar, preguntar y diagnosticar las células que están en circulación, para ver cuántas hay, cuáles son, qué marcadores moleculares tienen y que carga tiene el paciente aún de enfermedad.

Respecto a la dimensión ética de la selección de embriones, señaló que «hay alteraciones genéticas que predisponen al cáncer, pero los genes con un impacto determinante son muy pocos. «Sólo en un número de casos limitados de cánceres con factor hereditario son portadores y que sus hijos tienen alto riesgo. Se convierte en un problema de consejo genético que afecta a cualquier enfermedad, y conceptualmente conlleva debate importante y desencadena ciertas cuestiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *