Sigue sin existir el número adecuado de mujeres en ensayos clínicos sobre cáncer

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Las mujeres continúan sin una representación adecuada en los ensayos clínicos sobre cáncer, según un estudio de la Universidad de Michigan en Ann Arbor que se publica en la revista “CANCER”. Los resultados sugieren que se deben realizar mayores esfuerzos para asegurar que los oncólogos conozcan los verdaderos efectos de los tratamientos y los procedimientos médicos en las mujeres que padecen estas enfermedades.

Los investigadores, dirigidos por Reshma Jasi, examinaron la investigación clínica sobre el cáncer que apareció en ocho revistas durante 2006: New England Journal of Medicine, JAMA, The Lancet, Journal of Clinical Oncology, Journal of the National Cancer Institute, The Lancet Oncology, Clinical Cancer Research y CANCER. Los investigadores también evaluaron si los estudios que recibían financiación privada, como en el caso de grandes compañías farmacéuticas, eran tan propensos a incluir participantes femeninas como los de financiación pública.

El análisis revisó 661 estudios clínicos sobre cáncer en los que participaban más de un millón de personas. En el caso de cada uno de los siete tipos de cáncer no específicos del sexo, los estudios incluían una menor proporción de mujeres que la proporción de mujeres existentes en la población general que padecían ese tipo de cáncer. Estas enfermedades eran los de la sangre, gastrointestinales, urinarios, pulmonares, del sistema nervioso, los de cuello y cabeza y los asociados al tejido conectivo (sarcomas). De media, las mujeres constituían el 38,8 por ciento de los pacientes que participaban en un estudio.

Las mujeres constituían una proporción significativamente menor en los estudios centrados en el tratamiento de seis de los siete tipos de cáncer señalados, excluyendo las enfermedades de la sangre. Los estudios financiados públicamente tenían un mayor porcentaje de mujeres que aquellos que recibían fondos privados.

Según los investigadores, esto sugiere que las políticas públicas deberían promover un mayor equilibrio cuando se reclutaran hombres y mujeres para los estudios clínicos. También podría haber diferencias en los procesos de revisión, cantidad de la subvención o las prioridades asociadas con la investigación financiada por el gobierno en comparación con las que apoya la industria.

Según los investigadores, la investigación futura debería investigar por qué se incluyen menos mujeres en la mayoría de estudios clínicos sobre el cáncer. Señalan que las barreras que podrían desalentar la participación de las mujeres incluyen la falta de información, el miedo y la percepción de posibles interferencias con responsabilidades personales como la atención a los niños. Además, algunos investigadores podrían estar preocupados por proteger a las mujeres en edad de cuidar niños y podrían desear limitar su exposición a intervenciones médicas derivadas de las investigaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *