Reducir poco a poco la glucemia es beneficioso para disminuir las complicaciones graves de la diabetes, según estudio

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La reducción de la glucemia “progresivamente y con seguridad” resulta beneficioso para disminuir las complicaciones graves de la diabetes, incluso los eventos macrovasculares, según un metaanálisis de cinco grandes estudios (UKPDS, ADVANCE, ACCORD, VADT, y PROactive) con más de 33.000 pacientes realizado por un equipo independiente de Reino Unido y cuyos resultados aparecen publicados en el último número de la revista “The Lancet”.

Los criterios de evaluación cardiovasculares valorados incluyeron infarto de miocardio no fatal, enfermedad coronaria (infarto de miocardio fatal y no fatal), ictus y mortalidad asociada a la diabetes tipo 2. Tras cinco años de tratamiento, el nivel de hemoglobina glicosilada (HbA1c) media en los pacientes que siguieron el régimen intensivo de la glucemia fue un 0.9 por ciento más baja que los que recibieron el tratamiento estándar.

Esta reducción se materializó en una disminución del 17 por ciento de los infartos de miocardio no fatales y una reducción del 15 por ciento de enfermedad coronaria. Además, el tratamiento intensivo no tuvo ningún efecto sobre el ictus y tampoco sobre la mortalidad por otras causas.

Según el análisis de los resultados de los distintos ensayos clínicos, los pacientes de dos de estos estudios, ACCORD y VADT, presentaron una tasa de mortalidad más alta. Por tanto, la reducción de las complicaciones macrovasculares podrían explicarse por los resultados del estudio ADVANCE, donde el objetivo de HbA1c se consiguió más progresivamente y con menos utilización de Insulina.

Tradicionalmente, un control intensivo de la glucemia suponía un riesgo dos veces mayor de episodios de hipoglucemias severas y una diferencia en ganancia de peso de 2,5 kilogramos de media, en comparación con el tratamiento estándar. Sin embargo, en el estudio ADVANCE no hubo ningún efecto sobre el peso. Por otro lado, la utilización de Glitazonas se asocia con un riesgo aumentado de insuficiencia cardiaca.

Tras dicho metaanálisis, se recomienda como una “práctica clínica de sentido común” la reducción del HbA1c etapa por etapa para evitar las hipoglucemias, ya que reducir la glucemia progresivamente y con seguridad, como se hizo en el estudio ADVANCE, es beneficioso para reducir las complicaciones severas de la diabetes, incluso los eventos macrovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *