Expertos afirman que la terapia precoz del TDAH en la infancia puede prevenir el consumo de drogas en jóvenes afectados

Cerca del 10% de la población padece este trastorno, y aproximadamente el 20% presenta personalidad hiperactiva y dispersa

MADRID, 05 (EUROPA PRESS)

Los expertos que han participado en el simposio sobre el síndrome de déficit de atención e hiperactividad, organizado por la Fundación Areces y que culmina hoy, destacaron que un tratamiento precoz de este trastorno durante la infancia puede prevenir la frecuencia del uso de drogas y su impacto en los jóvenes afectados.

El psiquiatra y jefe de la Unidad para el estudio del TDAH en Adultos en el Hospital Universitario Valle de Hebrón de Barcelona, el doctor José Antonio Ramos-Quiroga, señaló que “un sistema social que niegue la existencia de un trastorno que se conoce desde principios del siglo pasado es un sistema sanitario que está favoreciendo tener más drogodependientes en su población”.

En este sentido, indicó que aproximadamente el 50 por ciento de los pacientes con TDAH van a desarrollar un trastorno por uso de sustancias a lo largo de su vida, y apuntó que “hoy en día hay datos suficientes que demuestran que un tratamiento precoz durante la infancia puede reducir el impacto y frecuencia de uso de drogas en estos chicos”.

Asimismo, este experto destacó el nivel educativo, y precisó que si no posee los refuerzos necesarios que necesitan estos chicos –que muchas veces se reducen a hacer que al niño se siente en la primera fila de clase, ayudarle a organizar su agenda o dejarle más tiempo durante el examen– ese sistema estará destinado a fracasar. “No todos los problemas de fracaso escolar y adicción a las drogas van a poder explicarse teniendo en cuenta el TDAH, pero sí una gran parte de ellos”, matizó.

En cuanto a los factores a nivel individual que se asocian a un mal pronóstico del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), destacó el hecho de no haber tenido una atención precoz en la infancia, y señaló que tener un nivel de inteligencia alto va a proteger y dar más capacidad de adaptación a las dificultad que tiene la persona. Asimismo, destacó las características de la personalidad, ya que aparte de este trastorno pueden coincidir en la persona conductas antisociales, personalidad que tolere peor las frustraciones, o personas más dependientes.

CERCA DEL 30% TIENEN PUEDEN TENER PROBLEMAS DE APRENDIZAJE

Por su parte, el profesor e investigador sobre el TDAH de la Universidad de Puerto Rico, José Bauermeister, indicó, respecto a los problemas de aprendizaje, que estas personas tienen más riesgo de padecer dislexia o disgrafía. “Entre un 13 y un 30 por ciento de los niños con TDAH están en alto riesgo de presentar estos problemas específicos en el aprendizaje”.

En este sentido, advirtió de que “si estos pacientes no se evalúan cuidadosamente por diferentes especialistas, es posible que este estudiante sea tratado para el TDAH y se ignoren otros aspectos que le afectan”, y matizó que “la mayoría de las personas con TDAH pueden tener una vida plena, ser muy productivo, ser una persona de mucho éxito, y hacer grandes aportaciones en la sociedad”.

En cuanto a las causas del TDAH, el jefe del Servicio de Neurología Pediátrica del Hospital Universitario La Paz de Madrid, el doctor Ignacio Pascual-Castroviejo, explicó que se trata de una causa genética transmitida por herencia autosómica dominante y que, en general, tiene tratamiento con diferentes respuestas. “Es importante informar a los padres para que sepan que no pueden pedir ni exigir más de lo que puede dar su hijo”, añadió.

El doctor Pascual-Castroviejo apuntó que se trata de personas muy extremistas y osadas, que “nunca van de perdedores” y siempre quieren ganar. “Su problema está, lamentablemente, en el nivel de competencia, es decir, el que marca hasta dónde puede llegar la persona con un buen rendimiento, por lo que esa osadía para “delinquir” les hace pasar al nivel de incompetencia”, afirmó.

En cuanto al tratamiento, señaló que se ha demostrado que supone casi una “vacuna” para el consumo posterior de drogas, y añadió que la terapia también incluye a padres y profesores, que han de mantener un comportamiento especial con el niño.

Según indicó, entre el ocho y el diez por ciento de la población puede tener TDAH, desde un punto de vista patológico, pero señaló que a nivel de personalidad hiperactiva y dispersa el porcentaje es mucho mayor, y alcanza el 20 por ciento, según ciertos estudios. “Aunque se considere que existen menos de un 10 por ciento de casos patológicos, la medicación beneficia al 20 por ciento”, afirmó este experto.

A su vez, la investigadora colombiana María Teresa Acosta destacó que una identificación temprana de este trastorno va a dar la pauta para que, dentro de la sociedad, familia y grupos escolares, se lleven a cabo actuaciones que permiten moverse a lo largo de la vida y ser individuos productivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *