Gripe.-La Agencia del Medicamento informa a los profesionales sanitarios de cómo usar “Tamiflu” en niños

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

La Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) acaba de remitir una nota informativa para los profesionales sanitarios con el objetivo de informar sobre cómo usar en niños el antiviral olseltamivir, comercializado por Roche con el nombre de “Tamiflú” y recomendado para tratar a los afectados por la gripe A/H1N1.

En este sentido, destacó que, en el caso de los menores de un año, el uso de este antiviral es “limitado” en caso de una situación pandémica por el virus de la nueva gripe A/H1N1, ya que se deben administrar 2 ó 3 miligramos por kilo (mg/kg) del paciente, 2 veces al día durante 5 días.

La dosis de 2 mg/kg de peso sería normalmente suficiente, en particular, en niños menores de 3 meses o en niños con riesgo de toxicidad –por ejemplo, insuficiencia renal–, dado que consigue una exposición sistémica incluso superior a la alcanzada en adultos tratados con las pautas habituales.

Igualmente, dada la escasez de datos, la profilaxis con “Tamiflu” en niños menores de 1 año que han estados expuestos al virus de la gripe debe hacerse únicamente tras una valoración del beneficio-riesgo. Si se decide llevar a cabo, la pauta sería la siguiente: 2 ó 3 mg/kg, a juicio del prescriptor, una vez al día durante 10 días. Dado el riesgo de las infecciones gripales en niños pequeños y la escasez de datos con este antiviral, estos menores deben ser tratados bajo estricta supervisión médica y los menores de 3 meses, dependiendo de la situación concreta, normalmente en el hospital.

MUJERES GESTANTES

Asimismo, y a dado que la gripe puede ser más grave en mujeres embarazadas (con más riesgo de abortos o partos prematuros), la AEMPS también informa del modo de empleo de este fármaco en este grupo de riesgo. Estudios realizados en animales no han mostrado tener efectos dañinos directos o indirectos sobre el embarazo, desarrollo embrionario/fetal, parto o desarrollo postnatal, pero no hay datos suficientes en seres humanos que indiquen que son medicamentos seguros para el feto.

Tampoco se tiene información sobre los posibles efectos adversos para la madre, el feto o el recién nacido en fases avanzadas del embarazo. Por esta razón, la ficha técnica autorizada de ambos medicamentos establece que no se deben utilizar en mujeres gestantes a menos que los beneficios potenciales para la madre justifiquen el riesgo potencial para el feto.

Por tanto, la recomendación de la AEMPS es que en los casos confirmados o sospechosos susceptibles de ser tratados con oseltamivir o zanamivir se realice una valoración individual y que se inicie tratamiento si el grado de afectación de la madre así lo aconseja, o bien presenta otros factores de riesgo que puedan propiciar la aparición de complicaciones. Es importante informar a la paciente y compartir con ella la decisión de iniciar o no el tratamiento.

Se administre o no tratamiento antiviral, informa la nota informativa, se debe tratar siempre la hipertermia asociada a la gripe, dado que está demostrado que puede ser perjudicial para el feto, especialmente si es elevada y sostenida. El paracetamol es el medicamento de elección.

Para la prevención de la gripe en mujeres gestantes o con probabilidad de estarlo, que hayan tenido contacto estrecho con casos confirmados o sospechosos, la AEMPS recomienda hacer una valoración individual de beneficios y riesgos sobre la necesidad del tratamiento. En caso de que se decida iniciarlo, se recomienda utilizar de forma preferente zanamivir a la dosis de 10 miligramos al día durante 10 días, a menos que haya problemas respiratorios que desaconsejen el uso de la vía inhalatoria. En ese caso se podría utilizar oseltamivir por vía oral a la dosis de 75 miligramos al día durante 10 días.

MANTENER LA LACTANCIA

Por otro lado, en el caso de las mujeres en edad lactante, y debido a los beneficios que se derivan para el niño, los expertos aconsejan mantener la lactancia materna aunque la madre contraiga la gripe o haya estado en contacto con casos confirmados o sospechosos.

En el caso de que la enfermedad complique la lactancia, o el riesgo de transmisión respiratoria sea significativo, se recomienda extraer la leche con un dispositivo extractor y administrarla después al niño. Se desconoce, sin embargo, si la gripe se transmite a través de la leche. La madre y las personas de su entorno deben adoptar todas las medidas higiénicas habituales para evitar la transmisión de la gripe al niño.

El uso de “Tamiflu” no está contraindicado durante la lactancia y, aunque se sabe que en algunas especies ambos medicamentos pasan a la leche materna, se desconoce si esto ocurre igual en humanos. En todo caso las extrapolaciones que se han realizado de animales a humanos indican que la cantidad que se administraría al niño es muy baja (0,01 mg/día y 0,3 mg/día de oseltamivir y su metabolito activo, respectivamente).

Las ficha técnicas de ambos medicamentos recomiendan administrar el medicamento solo cuando los beneficios superen a los potenciales riesgos. Por todo ello, se recomienda seguir las mismas instrucciones dadas para mujeres gestantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *