Una suma de anticuerpos mantiene bajo control el VIH en algunos pacientes

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad de Rockefeller en Nueva York (Estados Unidos) han identificado un conjunto de anticuerpos en los pacientes en los que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) progresa de forma lenta que en conjunto consiguen mantener bajo control el virus. Según los autores, que publican su trabajo en la edición digital de la revista “Nature”, el desarrollo de una vacuna eficaz para el VIH podría tener su punto de partida en estos anticuerpos naturales.

Según explica Michel C. Nussenzweig, director del estudio, “queríamos intentar algo diferente, así que probamos reproducir lo que sucede en el paciente. Y lo que pasa en el paciente es que existen muchos anticuerpos diferentes que individualmente tienen habilidades neutralizantes limitadas pero que en conjunto son poderosas. Esto debería hacer pensar sobre cómo podría ser la vacuna eficaz”.

Las variedades de VIH mutan de forma rápida, lo que las hace especialmente difíciles de combatir por el sistema inmune. Sin embargo, un elemento es común a prácticamente todas las variedades. Este elemento es una proteína en la envoltura del virus llamada gp140 que el VIH necesita para infectar a las células inmunes.

Los pacientes infectados con VIH en los que la infección avanza lentamente son entre un 10 y un 20 por ciento de los casos. Las células B de memoria de su sistema inmune producen altos niveles de anticuerpos antivirales pero hasta el momento se sabía poco sobre estos anticuerpos y su eficacia.

Los investigadores aislaron 433 anticuerpos del suero sanguíneo de 6 estos individuos que se dirigían de forma específica a la proteína del envoltorio del VIH. Clonaron los anticuerpos y los produjeron en grandes cantidades, analizando a qué parte de la proteína se dirigían y evaluando la eficacia con la que neutralizaban el virus.

Durante este proceso los investigadores identificaron una nueva estructura de la proteína, denominada gp120 core, que podría ser una posible diana para los anticuerpos.

El trabajo muestra que la actividad neutralizadora es común que estos anticuerpos pero que cada anticuerpo por separado tiene una capacidad limitada para combatir el virus. En altas concentraciones, una combinación de anticuerpos clonados de los pacientes individuales parecía actuar en conjunto para reducir el virus en los cultivos celulares de forma tan eficaz como otros anticuerpos por sí solos creados hasta el momento en otros trabajos.

Estos anticuerpos naturales fueron también capaces de reconocer una variedad de cepas de VIH, lo que indica que su diversidad podría ser una ventaja sobre cualquier anticuerpo individual que se centre sólo en una parte del virus que podría mutar.

Según los autores, estos descubrimientos sugieren que podría merecer la pena la investigación de vacunas que imitaran la respuesta de los anticuerpos naturales del organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *