Investigadores universitarios desarrollan un sistema que detecta los trucajes de ciclomotores en la ITV

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) ha desarrollado un nuevo sistema que permite verificar la velocidad máxima que puede alcanzar un ciclomotor durante las pruebas de la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y ayuda a detectar posibles modificaciones “ilegales” realizadas en los mismos, informó hoy la Universidad en un comunicado.

Este estudio se ha producido a raíz del elevado número de ciclomotores “trucados” que se encuentran en circulación y que pueden “resultar peligrosos” si se alteran sus características, en especial el límite de velocidad, ya que estos vehículos no deben superar los 45 kilómetros por hora de velocidad máxima.

El informe pone de manifiesto que en la actualidad circulan por las calles españolas ciclomotores que pueden alcanzar hasta 100 kilómetros por hora de velocidad punta. Asimismo, destaca que las modificaciones realizadas en estos vehículos “son relativamente baratas” y en algunos casos sencillas de llevar a cabo.

Por ello, varios investigadores de la UC3M han creado un método para poder verificar la velocidad que es capaz de alcanzar un ciclomotor en las ITV, “algo que hasta ahora no se podía hacer porque en estas instalaciones no se podían reproducir las condiciones de la directiva 95/01 ni medir directamente este parámetro”.

Así, los científicos de la Universidad han ideado un sistema para medir la velocidad mediante un rodillo libre, que es fácil de mantener y no tiene un precio demasiado elevado. “Este tipo de rodillos son baratos de fabricar, fáciles de mantener y muy sencillos de calibrar, por lo que para las ITV resultan muy convenientes”, explicó el director de la investigación, José Antonio Calvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *