El 15% de la población diabética sufre alguna complicación en el pie al menos una vez en su vida, según expertos

Mas del 70 por ciento de las amputaciones por pie diabético se podrían evitar con una detección precoz

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

De los dos millones de personas que padecen diabetes en España, alrededor de 300.000 (15%) podrían desarrollar pie diabético, según informó hoy la directora del Área Clínica de Podología de la Universidad Europea de Madrid (UEM), Ana Esther Levy, durante la “III Jornada Multidisciplinar de Actualización en Pie Diabético” celebrada esta semana en Madrid.

“El pie diabético es una de las complicaciones más extendidas entre los pacientes con diabetes mellitus y una de las causas más importantes de morbilidad y discapacidad en la sociedad moderna”, explicó esta experta. “De hecho, en los casos más graves puede llegar a provocar la amputación de miembros inferiores”, aseguró.

Según explicó la profesora Levy, la patología del pie diabético está provocada por varias causas. La fundamental es la pérdida de sensibilidad que disminuye la percepción de dolor en el pie, produce cambios en la forma y movimientos normales de éste lo que finalmente altera la manera de andar normal.

También son importantes en algunos pacientes las alteraciones vasculares del pie, lo que complica el aporte sanguíneo y constituye otro factor de riesgo. Estas alteraciones en conjunto conllevan una mayor propensión a experimentar heridas y úlceras que se pueden complicar con infecciones severas e incluso gangrena. Todo ello hace que el riesgo de amputación sea muy alto. “Entre el 40 y el 70 por ciento de las amputaciones que se llevan a cabo en España se realizan en pacientes diabéticos”, afirmó esta experta.

DETECCIÓN PRECOZ

En lo que se refiere al abordaje del pie diabético, la profesora Levy señaló que los principales avances se encaminan a la detección precoz de la enfermedad y a la inclusión del podólogo en el equipo multidisciplinar que debe tratar al paciente.

“El podólogo es un profesional entrenado para prevenir y tratar lesiones provocadas por alteraciones biomecánicas que incrementan la fuerza que soporta el pie. Esos incrementos de fuerza, unidos a la pérdida de sensibilidad, originan heridas que se cronifican y acaban desembocando en graves infecciones llegando incluso a amputación y muerte”, señaló.

“Mas del 70 por ciento de las amputaciones por pie diabético se podrían evitar con una detección precoz”, apuntó Levy. “Afortunadamente estamos empezando a contar con valores predictivos que permiten un tratamiento específico en cada uno de los estadíos de evolución de la enfermedad. El objetivo es poder tratar la enfermedad en las primeras fases y evitar o retrasar las complicaciones”, subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *