Presentan un método para la conservación de la Alhambra y el Generalife a través de láser y 3D

SEVILLA, 5 (EUROPA PRESS)

La directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife, María del Mar Villafranca, junto con el arquitecto jefe del servicio de conservación del Patronato de la Alhambra, Francisco Lamolda Álvarez, y el profesor y colaborador del grupo de investigación de informática gráfica de la Universidad de Granada Pedro Cano Olivares presentaron hoy un nuevo método para la conservación del patrimonio de la Alhambra y el Generalife, que consiste en “la representación tridimensional de los espacios a través de un escáner láser”.

Así lo dieron a conocer durante la ponencia “Aplicación de nuevas tecnologías en conservación del patrimonio” en la II Feria de Industrias Culturales de Andalucía (FICA 09) que se celebra en Sevilla hasta el próximo sábado.

Este nuevo método es fruto de un “trabajo complejo” y que ofrece múltiples visiones de un lugar histórico que ha sufrido “muchos achaques”, explicó Villafranca. Por el momento, la técnica se está aplicando en el Aljibe de la Lluvia, la Bóveda de Mocárabes y la Sala de los Reyes, la Fuente de los Leones y la Mazmorra de la Puerta del Vino. Del mismo modo, este registro láser es una técnica “más capacitada” que las que existían hasta el momento, para lograr tener acceso a zonas difíciles, como es la Mazmorra de la Puerta del Vino.

El registro tridimensional consiste en una representación volumétrica que permite obtener las formas concretas y aquellas partes que se encuentran degradadas por el paso del tiempo “con precisión milimétrica”. También, al tratarse de un método no destructivo, permite crear moldes para producir futuras réplicas sin manipular directamente los objetos, según aclaró Villafranca.

La realidad virtual que recrea esta nueva técnica “es complementaria a las habituales”, puntualizó Lamolda, y su aplicación puede llevar “a otra realidad de partida” de los enclaves estudiados. Además, ofrece nuevas capacidades para conocer con “alta precisión” las zonas de difícil acceso.

Por último, Cano detalló que la secuencia de tomas obtenidas por láser y 3D ofrecen una información geométrica que después hay que “limpiar y procesar antes de obtener el resultado final”. Los diferentes escáneres que se usan se diferencian por la resolución, la capacidad y la distancia de captación que ofrecen.

Así, las recreaciones virtuales deben seguir tres pasos, la digitalización, que consiste en sesiones de escaneado previamente planificadas, una fase de registro de la información obtenida, y un procesamiento que permite obtener un modelo “real exacto”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *