Una de cada cuatro mujeres con cáncer de mama desarrolla linfedemas

BARCELONA, 27 (EUROPA PRESS)

Una de cada cuatro mujeres con cáncer de mama desarrolla un linfedema, complicación del tratamiento que se presenta en algunas pacientes y que consiste en una inflamación del brazo, según el estudio «Linfedema: prevención y calidad de vida» de la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA).

El estudio se ha elaborado en 218 hospitales españoles y con una amplia participación de mujeres que han tenido cáncer de mama, que evidencia la frecuencia de este problema de salud, la diversidad de criterios para su prevención, la detección y tratamiento, así como el desconocimiento sanitario y social del mismo.

El informe, presentado hoy en Barcelona a profesionales, constata «una falta de recursos sanitarios» dentro del Sistema Nacional de Salud para la prevención y tratamiento del linfedema.

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres, con un 30 por ciento del total. Cada año, se diagnostican cerca de 20.000 nuevos casos y la incidencia muestra una tendencia al crecimiento en las últimas décadas.

Sin embargo, la evolución de la mortalidad muestra un descenso significativo y desde la década de los 90 ha ido bajando a un ritmo anual del 1,4 por ciento. Este descenso, en un entorno de crecimiento de nuevos casos, se explica por la mejora de la supervivencia.

El cáncer de mama presenta una supervivencia del 80 por ciento, similar a la media europea. Las causas de esta mejora se deben, fundamentalmente, al progreso en el diagnóstico de la enfermedad en etapas más precoces, el cribaje mediante mamografía y a las mejoras de los tratamientos.

El linfedema es una de las complicaciones potenciales más frecuente del tratamiento del cáncer de mama, que afecta a la calidad de vida de las pacientes y a sus actividades cotidianas. Esta complicación se genera por la dificultad que se da en el drenaje linfático de la extremidad superior que ha recibido el tratamiento.

La alteración afecta a la calidad de vida de las mujeres afectadas, tanto desde el aspecto funcional como psicológico y de autoimagen. El linfedema continúa siendo motivo de investigación, tanto desde los aspectos epidemiológicos como de los criterios para establecer su diagnóstico y tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *