El Hospital San Carlos advierte que 150.000 murcianos padecen problemas relacionados con la insuficiencia venosa crónica

MURCIA, 19 (EUROPA PRESS)

El doctor responsable de la Unidad de Angiología del Hospital San Carlos de Murcia y vocal de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Angiología, Emiliano Cano, cifró en 150.000 murcianos, un 10 por ciento de la población de la Región, los problemas relacionados con la insuficiencia venosa crónica, según informaron fuentes del centro hospitalario en un comunicado.

De este modo, alrededor de 150.000 personas refieren los tradicionales síndromes de las piernas cansadas, las varices, el hormigueo o la hinchazón y el dolor al caminar, entre otros. «Esto sucede cuando las venas de las piernas no permiten que la sangre regrese al corazón, provocando cierta acumulación de sangre en las piernas, lo que produce este dolor o hinchazón» explicó Cano.

Habitualmente los pacientes, mayoritariamente mujeres, manifiestan padecer dolores o molestias relacionadas en los gestos cotidianos como coger peso en la compra del supermercado y las horas de plancha. Además, el síntoma más frecuente es la pesadez en las piernas que suele aparecer al final del día.

Y es que, las personas que padecen este tipo de situaciones ven como el cansancio les vence día a día y tienen que dejar de hacer tareas que antes realizaban cotidianamente. «Esta situación es perfectamente reversible con el tratamiento correcto, aunque lo deseable es actuar con programas de prevención para evitar que las molestias lleguen a producirse», subrayó Cano.

Esta situación, que no reviste gravedad clínica, puede llegar a comprometer la calidad de vida de los pacientes si no se controla a tiempo. «Por nuestra experiencia en la consulta, pensamos que hay en torno a 150.000 personas en la Región de Murcia con problemas serios derivados de la insuficiencia venosa crónica», comentó.

La patología se manifiesta en forma de úlceras y otras complicaciones que requieren tratamiento médico, farmacológico y, en ocasiones, quirúrgico. «Se trata de un estadio de la patología que compromete la calidad de vida de los pacientes, que genera días de baja laboral, imposibilidad para realizar las tareas domésticas y un progresivo y pronunciado descenso en la calidad de vida de los que la sufren», explicó el responsable de la Unidad de Angiología.

Por otro lado, las opciones quirúrgicas han avanzado con el paso del tiempo, utilizándose en la actualidad una cirugía mínimamente invasiva para el tratamiento de este tipo de patologías, lo que favorece enormemente la recuperación del paciente, que en pocos días puede regresar a su casa y a su vida normal.

En cualquier caso, cada paciente requiere una solución personalizada y que no en todos los casos es necesario optar por la solución quirúrgica. «Creo que el tratamiento del sistema circulatorio debe hacerse con un enfoque integral, contemplando todas las opciones del arsenal terapéutico», subrayó Cano.

El Hospital San Carlos ha desarrollado un Laboratorio Vascular de Exploraciones Hemodinámicas que englobará todas las exploraciones no invasivas básicas para el diagnóstico y seguimiento de la patología vascular como el Eco-Doppler, complementando el diagnóstico con una Consulta de Alta Resolución que tiene como objetivo evitar pruebas invasivas que podrían retrasar la recuperación del paciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *