Soria apuesta por la ingeniería tisular y las terapias génica y celular como «receta» para «salir mejor de la crisis»

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, apostó hoy por la la ingeniería tisular y las terapias génica y celular como parte de la «receta» «que nos permita salir de la crisis en la que nos encontramos en las mejores condiciones posibles».

Soria, que participó en Sevilla en el foro-coloquio «Innovación y salud» del Grupo Joly, avanzó que su departamento está trabajando en una propuesta fiscal, económica y de negociación que permita al sector privado «encontrarse más cómodo» y al Estado pasar del 1,2 al 3 por ciento del PIB en materia de inversión en innovación sanitaria, «ya que no podremos alcanzar esa cifra sin contar con el sector privado».

Pese a que admitió que será difícil llegar a esa cifra, insistió que, desde el punto de vista del Ministerio, la apuesta se centra en las terapias avanzadas, «algo en lo que Andalucía se encuentra en muy buen lugar, ya que fue de las primeras comunidades autónomas en hacer sus deberes». De hecho, avanzó que Andalucía, en concreto en el PTS de Granada, se construirá el Centro de Excelencia en Investigación de Medicamentos Innovadores.

Soria, quien por otra lado quiso dejar claro que, pese al contexto de crisis, desde el Gobierno se seguirá manteniendo las prestaciones –sanitarias– actuales, aludió también al papel del Sistema Nacional de Salud (SNS) «como motor que genera empleo y riqueza».

De hecho, resaltó que el Gobierno destina el 8,4 pro ciento del gasto del PIB en salud, lo que permite ofertar «una de las mejores carteras de servicio del mundo», al tiempo que resaltó los 14.000 millones de euros que el Estado gasta anualmente en inversión farmacéutica. «Esto permite hacer planes a otros sectores, es decir, a la industria que provee de estos servicios», ahondó.

Al hilo de ello, anunció que para este año su Ministerio destinará 17 millones de euros a ensayos terapéuticos no comerciales –como por ejemplo pueden ser las investigaciones en enfermedades raras–, así como otros 54 millones a inversiones en proyectos comerciales. Además, confió que el sector privado pueda movilizar en 2009 fondos por valor de 50 millones.

Junto a ello, aludió al esfuerzo que desde el Ejecutivo están llevando a cabo mediante el Plan de Dinamización de Economía-Empleo, el cual contemplo una partida dedicada a salud de 180 millones de euros.

En cualquier caso, admitió que desde el Estado se tienen que «flexibilizar» las reglamentaciones en materia sanitaria «para que, por ejemplo, podamos hacer que determinados medicamentos innovadores lleguen antes al mercado y con ello no sólo me refiero a fármacos de uso compasivo», prosiguió.

De esta forma, apostó por dinamizar el sector de la I+D en una coyuntura económica general «con datos de desempleo alarmantes», estructuras productivas «que no son competitivas», déficit por cuenta corriente y «caída de la economía».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *