Una molécula permite combatir el choque séptico causado por hongos, según un estudio

BARCELONA, 15 (EUROPA PRESS)

Una investigación liderada por el Institut d»Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (IDIBAPS)-Hospital Clínic de Barcelona ha descubierto la eficacia de la molécula CD5 para combatir el choque séptico causado por hongos, según un estudio publicado en la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences», en el que también participan miembros del Hospital del Mar de Barcelona, la Complutense de Madrid y la East Tennessee State University.

El choque séptico es una patología severa causada por una infección que se extiende sin control por todo el cuerpo a través del torrente circulatorio, que provoca un cuadro inflamatorio con colapso cardiocirculatorio inducido por la presencia en sangre de toxinas especialmente virulentas de bacterias u hongos. Es la principal causa de muerte en la UCI, con una tasa de mortalidad de alrededor del 30 y 50 por ciento de los pacientes que lo sufren.

El mismo equipo del IDIBAPS ya descubrió las propiedades de otra molécula, CD6, para tratar el choque séptico de origen bacteriano. El estudio, junto a las investigaciones anteriores, se podría convertir en la primera respuesta efectiva contra el choque séptico de origen fúngico y bacteriano. Las posibles aplicaciones terapéuticas de estas moléculas, que se encuentra en fase experimental, han sido patentadas por la Fundació Clínic y el AVCRI.

El CD5 es un receptor que se encuentra en la membrana de determinadas células del sistema inmunitario y es conocido por su función en la modulación fina de las señales de activación y diferenciación linfocitaria. Esta proteína tiene la capacidad de detectar la presencia de polisacáridos de la membrana celular y unirse contribuyendo al inicio de una respuesta inmunitaria protectora.

Los investigadores del IDIBAPS, mediante técnicas de biología molecular, han producido la suficiente cantidad de una forma soluble de CD5 para llevar a cabo experimentos en ratones a los que se les induce un choque séptico. En los estudios «in vivo» se ha visto que el tratamiento con CD5 inyectado aumenta su supervivencia, hecho también observado cuando la administración se realiza pocas horas tras la inducción del choque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *