CABO CAÑAVERAL (FLORIDA, EEUU), 10 (EP/AP)

Los seis astronautas que componen la tripulación de la lanzadera «Atlantis» han iniciado hoy domingo las maniobras de inspección de la capa termal de la nave para comprobar si existen grietas o fisuras, antes de iniciar su aproximación final a la Estación Espacial Internacional.

Responsables del control de la misión señalaron, sin embargo, que durante el despegue no se registró problema alguno, aunque es necesario realizar nuevas comprobaciones dado que la carga de la lanzadera es la una de las mayores jamás transportada por una nave de estas características: 17 toneladas de peso.

«Hace un día precioso aquí arriba», señaló el comandante de la misión, Brett Jett. «Estamos despiertos y listos para ponernos a trabajar en la inspección», anunció.

Para ello, la NASA espera emplear el brazo robótico de 15 metros de largo incorporado en el transbordador, y equipado con sensores que permitirán examinar minuciosamente el morro de la nave y sus alas. Es una nueva técnica de inspección que fue introducida tras el desastre del «Columbia» en 2003. El «Atlantis» es el tercer vuelo en emplearlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here