LOS ANGELES, 27 (EP/AP)

Por segunda vez en casi 60.000 años, Marte se aproximará a la Tierra este fin de semana, brillando con un color amarillo en medio del cielo nocturno. No obstante, no alcanzará a romper la marca que registró en 2003, cuando se ubicó a unos 56 millones de kilómetros de distancia.

«Será la mejor manera en que podremos ver a Marte», sostuvo Kelly Beatty, directora ejecutiva de la revista «Sky & Telescope». El sábado, la órbita de Marte lo acercará a unos 69 millones de kilómetros de la Tierra. Los expertos estiman que a las las 5:25 del domingo será el momento de mayor aproximación. Los dos planetas, que normalmente están separados por unos 226 millones de kilómetros, no estarán tan cerca nuevamente hasta el año 2018.

La mayoría de los telescopios hogareños podrán captar a Marte como una pelota pequeña y brillante. Observadores con instrumentos más poderosos podrán discernir detalles sobre la superficie del planeta rojo, incluyendo su capa de hielo en el sur y sus nubes blancas. Desde el telescopio espacial Hubble, que se encuentra en órbita, se observará a Marte durante el acercamiento, como ocurrió en el año 2003.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here