MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

Los paleontólogos que trabajan en la isla de Flores (Indonesia) han conseguido recuperar nuevos restos del «Homo floresiensis», el nuevo homínido dado a conocer en el pasado mes de octubre, que confirman el pequeño tamaño de este familiar lejano del actual ser humano, aunque también que tenía buenas cualidades para la cocina.

En concreto, según publica la revista «Nature», los paleontólogos han hallado otro hueso de la mandíbula, así como el brazo derecho del individuo cuya cráneo fue el objeto central del hallazgo dado a conocer hace ahora un año.

Los huesos proporcionan nuevas evidencias de que el «Homo floresiensis» fue, sin duda, de un tamaño anormalmente pequeño, no padeciendo, como se pudo pensar en un primer momento, de un cerebro especialmente reducido, según señalan los investigadores, dirigidos por Michael Morwood. Otros restos muestran que estos homínidos estuvieron presentes en la isla hasta hace 12.000 años.

Por último, los paleontólogos añaden que estos homínidos eran buenos «chefs», como lo demuestran otros restos de una especie similar al elefante, el «Stegodon», que fue cocinado con destreza con el uso del fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here