WARWICK (INGLATERRA), 12 (EP/AP)

La Agencia de Protección Británica afirmó hoy que está investigando la posibilidad de que la variante humana de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, también conocida como mal de las vacas locas, pueda transmitirse a través de procedimientos odontológicos.

Los responsables de la investigación explicaron hoy en la Universidad de Warwick que los trabajos han comenzado recientemente y se desarrollarán a lo largo de los próximos tres años. Hasta el momento, las principales vías conocidas de transmisión de esta enfermedad son a través de la ingesta de carne infectada y mediante transfusiones sanguíneas.

«Esta es una información que estamos comprobando», explica Joanne Dickinson, una de las investigadores. Cuando concluyan los trabajos, añadió, «el Departamento de Sanidad dirigirá a los dentistas unas recomendaciones dirigidas a prevenir la transmisión de esta enfermedad procedente de pacientes infectados».

Esta experta asegura que de confirmarse esta posibilidad, los dentistas estarán obligados a llevar a cabo procedimientos de descontaminación de manera rutinaria, con el objetivo de reducir al mínimo el riesgo de transmisión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here