MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

España ha decidido unirse a Francia, Italia y Noruega para el desarrollo del proyecto que tiene por objeto diseñar y ensayar un demostrador tecnológico de un vehículo aéreo no tripulado de pequeñas dimensiones (50 centímetros de envergadura y peso aproximado de un kilogramo), altas prestaciones, portátil, con capacidad de realizar vuelos estacionarios y de crucero, rápido, económico, fiable y fácil de operar.

El sistema constará, además, de una estación de control terrena ligera. El gasto asciende a 700.000 euros que se desglosan en cuatro anualidades, de 2004 a 2007, ambos inclusive.

El proyecto implica hacer frente a importantes retos tecnológicos en el campo de la aeronáutica, tales como estructuras ligeras, microcomponentes, generación de energía, comunicaciones y enlace de datos, entre otros. La participación en este proyecto, cuya duración estimada es de 36 meses, permitirá adquirir los conocimientos tecnológicos necesarios para que la industria nacional pueda participar en posteriores desarrollos, en el campo de los microvehículos aéreos.

Con una distribución aproximada del 13,5 por 100 del valor total del proyecto, se podrá disponer de la totalidad de la información que de dicho programa se derive, lo que permitirá mejorar la base industrial de Defensa y, en el futuro, su posicionamiento en el contexto internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here