BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

Un grupo del departamento de Química Ambiental del Instituto de Investigaciones Ambientales de Barcelona del CSIC, dirigido por Damiá Barceló, ha desarrollado un método automatizado que permite detectar en aguas los contaminantes estrogénicos más activos, que en la población humana se cree que podrían estar relacionados con la infertilidad.

El sistema creado por el CSIC, publicado recientemente en la revista «Analytical Chemistry», combina varias tecnologías y pretende investigar sobre «el descenso estadístico en el nivel de esparmatozoides que se observa en los últimos años, la creciente incidencia de cáncer testicular y otros trastornos relaciones con la esterilidad masculina».

Los investigadores manejan la hipótesis de que estos problemas podrían estar relacionados con la «ingesta de estrógenos a través de los alimentos o del agua de bebida».

Según informó hoy el CSIC, el nuevo sistema «requiere muy poca manipulación de las muestras a analizar» y su utilización es «sencilla», además de que «es más rápido que los métodos disponibles actualmente».

Asimismo, los investigadores destacaron «la sensiblidad» del método, ya que detecta «hasta niveles de un picogramo» –la billonésima parte de un gramo–, mientras que actualmente se están detectando los contaminantes a concentraciones de nanogramos –un picogramo es mil veces menos que un nanogramo–.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here