WASHINGTON, 11 (EUROPA PRESS)

Un test genético permite predecir los riesgos de recaída de cáncer de mama y determinar qué pacientes pueden beneficiarse más de un tratamiento de quimioterapia, según los resultados de una investigación conducida por Estados Unidos y publicada hoy en la página web de la revista especializada New England Journal of Medicine.

El estudio revela que cerca de la mitad de los 50.000 americanos diagnosticados cada año, y cuyo cáncer de seno no ha desarrollado aún metástais, tienen probablemente pequeños riesgos de recaída, pudiendo evitar así un tratamiento de quimioterapia y sus traumatizantes efectos secundarios.

«Este test puede identificar a un 50% de enfermos que tiene un muy buen pronóstico y no tienen probablemente necesidad de quimioterapia», afirmó el doctor Soonmyung Paik, que dirigió estas investigaciones. «Esto puede marcar una diferencia enorme en la manera de tratar a los pacientes», aseveró.

El test tiene un coste de 3.450 dólares y ya ha sido probado por la Agencia federal encargada de medicamentos, la FDA (Food and Drug Administration).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here