LONDRES, 14 (EUROPA PRESS)

El telescopio espacial «Hubble» ha captado una burbuja de polvo cósmico y gas, inflada por un huracán de partículas que proceden de una estrella joven. La estrella, que todavía no tiene nombre, está perdiendo su masa cien millones de veces más rápido que nuestro sol y eso es lo que genera el torrente de partículas, según recoge la cadena británica BBC.

Las partículas salen despedidas hacia afuera y chocan con una capa de gas que cubre a la estrella. Cuando eso ocurre, se forma la burbuja cuya imagen captó el «Hubble».

Los astrónomos ya habían observado este fenómeno alrededor de estrellas muy grandes o de racimos de estrellas, en estos casos se les dice super burbujas. La N44F, que es como han bautizado a la formación fotografiada por el «Hubble», forma parte del complejo N44, que contiene una de estas super burbujas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here