Noticias de ciencia

La empresa Industrias Danalu diseña un proyecto para la extinción de incendios a distancia


MÉRIDA, 30 (EUROPA PRESS)

Industrias Danalu, una empresa asentada en la localidad pacense de Puebla de Sancho Pérez, está trabajando en la puesta en marcha de un proyecto para la extinción de incendios a distancia, un proyecto que ha ocupado los últimos años de trabajo de su gerente Fermín Caraballo.

De esta forma, la empresa informó en un comunicado de prensa que de consolidarse este proyecto "podría dar un resultado sorprendente" en la lucha contra los incendios "en todo el mundo".

Las "inquietudes medioambientales siempre han estado presentes" en Fermín Caraballo, aseguró Industrias Danalu y tras producirse el incendio de Guadalajara, donde se vieron "enormes pérdidas medioambientales y personales", se inició este proyecto.

"Unas pérdidas que vuelven a repetirse año tras año, como el reciente incendio en Las Hurdes o en Lérida", apuntó la empresa. Según destacó Caraballo, "por desgracia se asiste casi en directo, a través de los medios de comunicación, a incendios que han arrasado no sólo miles de hectáreas sino vidas de seres humanos que se han quedado atrapados dentro del fuego".

Asimismo, según resaltó el gerente de Industrias Danalu, "el tiempo ha demostrado que los medios existentes no son eficaces, o tienen una eficacia muy limitada". En primer lugar, explicó, las autobombas y los camiones de bomberos se "tienen que acercar tanto que son muy peligrosos, tanto que les ha costado la vida a muchos bomberos bien entrenados".

En segundo lugar, continuó, los medios aéreos "tampoco tienen una eficacia óptima, sólo se puede actuar de día y en la noche, el incendio puede descontrolarse". Además, dijo, son medios que "también son muy peligrosos para los pilotos que tiene que cargar en pleno vuelo".

"Un método que se ha cobrado la vida de muchos especialistas en su afán de luchar contra los incendios forestales", afirmó Caraballo.

DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO

Por otro lado, y teniendo en cuenta las "carencias" que describe Caraballo, desde Danalu "se está trabajando" en un prototipo que "extinguirá los incendios a un kilómetro de distancia".

Este diseño, explicó la empresa, es un vehículo terrestre o plataforma arrastrada por una cabeza tractora. Un vehículo que consta de una plataforma dotada con cuatro pisos solidarios a un eje central y apoyados en soportes delanteros y traseros.

A estos ejes, explicó, se acopla una corona y un sinfín que sirve para la regulación gradual de inclinación de cada piso, donde cada piso de la plataforma tiene 50 lanzaderas o cañones orientados hacia el costado del vehículo para regular individualmente el sentido de cada uno.

Así, tienen para ello unos discos marcados a derecha e izquierda, y una plataforma que lleva cuatro patas hidráulicas para estabilizarla y conseguir la inclinación de todo el sistema de hasta 15 grados verticales, tanto hacia arriba como hacia abajo, según se ataque el incendio, si hacia pendiente ascendente o descendente.

Un vehículo que consta de una carga de repuesto protegida en un cajón por debajo del piso inferior para tener doble autonomía. De esta forma, las carcasas, "que serían de plástico, pvc, o similar", llevan una pequeña carga de pólvora y una espoleta eléctrica para su lanzamiento, y otra para la deflagración en el momento de llegar al fuego, y así se conseguiría doble efecto, por un lado, la deflagración extiende el polvo, y por el otro, lo apaga en sí mismo.

VENTAJAS DEL NUEVO PROYECTO

Este nuevo proyecto, expuso Industrias Danalu, "aportaría numerosas ventajas al sistema actual", ya que este vehículo consta de 200 lanzaderas que disparan carcasas de plástico o pvc cargadas con polvo de extintor que apagarían así el incendio.

Es un vehículo con "numerosas ventajas", como que puede estar activo las 24 horas del día; llega a un kilómetro de distancia; se puede actuar desde la carretera o desde el camino rural; riega en un sentido u otro con la ayuda de una mesa electrónica; se puede atacar al fuego de frente o a los costados, dependiendo de la virulencia y la dirección del viento; y se puede atacar en zonas escarpadas y acotando el incendio rápidamente.

Además, los metros cuadrados que se riegan de polvo de extinción serían de dos hectáreas, ya que con un sólo vehículo se acotaría "10 veces más que con un helicóptero" y desde la carretera. De esta forma, con la carga de repuesto tendría doble autonomía.

"La ventaja humana más destacada es que todas las operaciones se harían desde la cabina del camión, sin peligro para el bombero", aseguró la empresa.

Finalmente, Industrias Danalu dijo que este proyecto "ya ha comenzado a andar" y "busca colaboración". Según su gerente, "estaría dispuesto a buscar socios en otras empresas, e incluso con los servicios de extinción estatales, para llevar a cabo la investigación y el desarrollo de este prototipo, sin excluir a quien pueda traer buenas ideas".

"Se pondría al servicio del proyecto los talleres de la industria, el diseño y la experiencia en cuanto a la mecánica de funcionamiento y fabricación de piezas necesarias". Industrias Danalu, dijo haberse reunido "recientemente" con la Junta de Extremadura donde se les mostró "todo su apoyo y ayuda por el carácter innovador del proyecto". Un apoyo que "también se ha mostrado por parte de algunos medios de comunicación", destacó la empresa.

Sin duda alguna, dijo, "estos prototipos serán un paso muy importante en la lucha contra los incendios que tanto daño hacen a los bosques y dehesas a nivel mundial, y que se cobran un número importante de vidas humanas". "Un proyecto muy beneficioso para la sociedad y rentable a medio plazo para el fabricante", concluyó Industrias Danalu.