Medicina

Nanoburbujas plasmónicas capaces de detectar y destruir células cancerosas

(NC&T) El efecto de las nanoburbujas plasmónicas ha sido probado en peces cebra a los cuales se les han implantado células tumorales vivas de cáncer humano de próstata, demostrando así que es posible la ablación guiada de células cancerosas en un organismo vivo sin dañar a éste.

Lapotko y sus colegas han reunido tres etapas importantes del tratamiento (diagnóstico, terapia y confirmación de la acción terapéutica) en un solo procedimiento. Las nanoburbujas plasmónicas son controlables con mucha precisión, y esto hace posible el nuevo tratamiento con ellas. El modelo animal usado por los investigadores, el pez cebra, es casi transparente, por lo que resulta ideal para la investigación con especímenes vivos.

En una investigación anterior del laboratorio de Lapotko, de la Academia Nacional de Ciencias de Bielorrusia, las nanoburbujas plasmónicas ya demostraron su gran potencial. En otro estudio sobre sus aplicaciones cardiovasculares, se filmaron nanoburbujas destruyendo una placa arterial. Cuanto más fuerte sea el pulso del láser, más dañina es la explosión cuando estallan las burbujas. Esto permite que la técnica sea fácil de ajustar para ejercer el efecto más adecuado a cada caso. Las burbujas son de tamaños que van desde los 50 nanómetros hasta más de 10 micrómetros.

Lapotko y sus colaboradores planean estudiar con mayor profundidad los efectos biológicos de las nanoburbujas plasmónicas, y entonces combinar sus funciones en un proceso con el que no se tardaría más de un microsegundo en detectar y destruir una célula cancerosa y confirmar el resultado de la acción.




Más artículos
Voz interior
Sufrir problemas cardíacos
Pérdida de visión por envejecimiento
Láser para eliminar grasa
Vision periférica
Detectar cáncer
Gritos de los tenistas
Lanzamientos de béisbol
Experimentar nuevas sensaciones
Luz por la noche y obesidad
Hombres, mujeres y matemáticas
Vacuna contra el Alzheimer
Células tumorales de la sangre
Menos dolor con amor
Bacterias de la boca
Riesgo de diabetes
Sandía para la tension arterial
Círculo vicioso de la obesidad
Transmisión de señales en el cerebro
Fármacos contra la osteoporosis