Medicina

Dormir poco aumenta el riesgo de depresión y ansiedad en jovenes

(NC&T) Empleando como referencia una duración promedio del sueño nocturno de entre 8 y 9 horas, establecida a partir de la experiencia de voluntarios, el equipo del Dr. Nick Glozier (Universidad de Sídney, en Australia) encontró una asociación lineal entre duraciones del sueño de menos de 8 horas y problemas psicológicos, en jóvenes de entre 17 y 24 años de edad. El riesgo de padecer problemas psicológicos de la clase descrita se incrementaba en un 14 por ciento por cada hora de sueño nocturno perdida, de forma que aquellas personas que dormían menos de 6 horas por noche tendían a sufrir el doble de problemas psicológicos que quienes dormían el tiempo promedio.

Se encontró una asociación similar entre la duración del sueño y los problemas psicológicos persistentes. El riesgo de que una persona con problemas psicológicos al inicio del estudio siguiera teniéndolos un año después aumentaba en un 5 por ciento por cada hora de sueño nocturno perdida. Es decir que, en jóvenes de esas edades que ya experimentan problemas psicológicos, cuantas menos horas duerman, peor será el resultado.

Dormir más de 9 horas por noche no mostró ninguna asociación con problemas psicológicos en ningún momento del periodo de estudio.

Los autores del estudio matizan, sin embargo, que la relación entre el sueño y los problemas psicológicos es complicada. Aunque el sueño de corta duración impone un riesgo real de tener problemas psicológicos o de que se agraven en caso de tenerlos ya, es posible que en un número indeterminado de casos esa pérdida de sueño sea en realidad un síntoma provocado por episodios previos de problemas psicológicos, o bien que las alteraciones del sueño se deban a algún otro problema de salud.

Otros estudios muestran que las metas potenciales para intentar mejorar el sueño en este grupo de edad incluyen reducir la cantidad del tiempo nocturno que los jóvenes pasan mirando la televisión, jugando con videojuegos o usando internet, antes de acostarse.




Más artículos
Fumar es malo
Comportamiento de una nanopartícula
Resonancia magnética rápida
Factor genético de las cefaleas
Nicotina y ozono para el asma
Medir la glucosa en sangre
Estrés y obesidad
Mejorar la relación de pareja
Quimioterapia programable
Funcionamiento de la neurona
Control de la atención
Mano biónica
Riñón artificial implantable
Riesgo de depresión
Movimientos oculares al leer
Etiquetas de los productos alimenticios
Percepción de las emociones
Interfaz cerebral
Dificultad en tomar decisiones
Código moral