Riesgo de contagio
Medicina

El alcance de la noción subconsciente de riesgo de contagio

(NC&T) Algunas de nuestras valoraciones no se basan sólo en información relevante, sino que pueden verse influenciadas por creencias subjetivas. Por ejemplo, mucha gente probablemente sentirá asco ante la idea de beber una solución azucarada que ha sido etiquetada con un nombre largo y extraño, aún sabiendo que es perfectamente seguro su consumo.

Según una nueva investigación realizada por Arul Mishra y Himanshu Mishra, psicólogos de la Universidad de Utah especializados en hábitos de consumo, y Dhananjay Nayakankuppam de la Universidad de Iowa, algo tan mundano como el modo en que están agrupados unos objetos, puede tener un impacto significativo sobre las decisiones que tomamos.

Los voluntarios que participaron en los experimentos del nuevo estudio seleccionaron una taza entre las de dos grupos de éstas. En un grupo, las tazas fueron colocadas de forma espaciada, mientras que en el otro grupo fueron colocadas mucho más próximas unas a otras. Todas las tazas estaban provistas de envoltorio.

A algunos de los voluntarios se les dijo que una de las tazas era defectuosa, mientras que a los otros voluntarios se les dijo que una de las tazas contenía un cupón de premio.

Los voluntarios a quienes se les dijo que una taza contenía un cupón de premio escogieron una taza de entre las que se habían colocado más cerca unas de otras. Por el contrario, a los voluntarios a los que se les informó de que una de las tazas tenía defectos, escogieron la taza de entre las del grupo de tazas que estaban más espaciadas.

Los investigadores realizaron entonces un segundo experimento. Los voluntarios debían escoger entre varias botellas de kétchup. Al igual que en el experimento previo, las botellas estaban en dos grupos, muy agrupadas en uno, y muy espaciadas en el otro. Esta vez, a algunos de los participantes se les dijo que una o tres de las botellas tenían tapas defectuosas, mientras que al resto de los participantes se les dijo que una o tres de las botellas contenían cupones de premio.

Los voluntarios a quienes se les dijo que tres de las botellas tenían tapones defectuosos fueron los más inclinados a escoger una botella de entre las más espaciadas, mientras que quienes creían que tres de las botellas tenían cupón de premio, escogieron una del grupo de las botellas apiñadas.

Estos resultados revelan, según los autores del estudio, que tendemos a ver los objetos que están más apiñados como más propensos al "contagio". Subconscientemente, asumimos que si uno de los objetos tiene una cualidad buena o mala, es más fácil que esa cualidad se haya propagado entre los otros objetos que están próximos, un fenómeno psicológico conocido como efecto de contagio en el grupo. En consecuencia, tendemos a escoger dependiendo del grado de masificación y de si el rasgo "contagioso" es bueno o malo.


  Haz click aquí para ver vídeos sobre Riesgo de contagio


Más artículos
Idioma tonal
Mover la cabeza cuando hablamos
Zapatazo de Bush
Optimismo humano
Calidad del sueño
Bacterias en la piel humana
Jugo de cereza
Memoria para caras
Miedo al rechazo
Células madre de médula ósea
Señales de estatus
Actividad cerebral nocturna
Apoptosis
Robot cirujano
Regiones cerebrales
Mutación genética
Función de los genes
Encanecimiento del cabello
Riesgo de contagio
Corteza visual del cerebro