Medicina

Robot cirujano para localizar y extraer metralla


(NC&T) El éxito de los experimentos para comprobar la viabilidad del diseño, hace creer a los investigadores que, en el futuro, tal robot podría ayudar no sólo a tratar las lesiones por metralla en el campo de batalla, sino que también podría utilizarse en intervenciones médicas como la colocación y extracción de las "semillas" radioactivas utilizadas en el tratamiento del cáncer de próstata y otros.

En sus últimos experimentos, los investigadores comenzaron con un robot de sobremesa rudimentario cuyos "ojos" están hechos con una novedosa tecnología de ultrasonidos en 3-D, desarrollada en la Universidad Duke. El cerebro del robot es un programa de inteligencia artificial que toma la información 3-D en tiempo real, la procesa y suministra al robot órdenes específicas para ejecutar. En sus simulaciones, los investigadores usaron trozos de aguja pequeños (2 milímetros) porque, como la metralla, son susceptibles al magnetismo.

Habiendo demostrado que el robot es capaz de guiar una aguja de sondeo hasta un lugar preciso, ya sólo sería cuestión de reemplazarla con una pequeña herramienta, como por ejemplo unas pinzas.

El equipo incluye a A. J. Rogers, quien trabajó en el laboratorio de Stephen Smith, director del Grupo de Transductores Ultrasónicos de la Universidad Duke y miembro del equipo de investigación.

Robot cirujano
A. J. Rogers y el robot. (Foto: Pratt School of Engineering)
Debido a que los investigadores han conseguido resultados positivos utilizando un robot rudimentario y un programa de inteligencia artificial básica, esperan que en el futuro cercano, conforme mejore la tecnología de inteligencia artificial y la de los robots, se vuelva cosa de rutina realizar intervenciones simples y razonablemente seguras con robots como éste.

Además de sus aplicaciones en la recuperación de "semillas" radioactivas usadas en el tratamiento del cáncer de próstata, Smith cree que el sistema podría también resultar útil para eliminar objetos metálicos extraños en el ojo.

Los avances en la tecnología ultrasónica han hecho posibles estos últimos experimentos, al generar en tiempo real imágenes 3-D detalladas en movimiento.




Más artículos
Idioma tonal
Mover la cabeza cuando hablamos
Zapatazo de Bush
Optimismo humano
Calidad del sueño
Bacterias en la piel humana
Jugo de cereza
Memoria para caras
Miedo al rechazo
Células madre de médula ósea
Señales de estatus
Actividad cerebral nocturna
Apoptosis
Robot cirujano
Regiones cerebrales
Mutación genética
Función de los genes
Encanecimiento del cabello
Riesgo de contagio
Corteza visual del cerebro