Medicina

¿Es el jugo de cereza una nueva bebida para deportistas?

(NC&T) Kerry Kuehl, especialista en medicina deportiva, es el investigador principal del trabajo.

En el estudio con 60 adultos sanos de entre 18 y 50 años de edad, aquellos que tomaron 300 gramos de jugo de cereza dos veces al día durante 7 días antes y durante el día de una carrera de relevos de larga distancia, experimentaron una disminución significativa de los dolores musculares tras la carrera, en comparación con quienes tomaron zumos de cualquier otra fruta. En una escala de 0 a 10, los corredores que tomaron jugo de cereza como su bebida deportiva, sintieron en promedio su nivel de dolor dos puntos más abajo que los demás al finalizar la carrera, una diferencia significativa desde el punto de vista clínico.

Aunque se necesita investigar más para comprender a fondo los efectos del jugo de la cereza ácida, los investigadores dicen que estos primeros descubrimientos ya indican que las cerezas podrían prestar a los deportistas el mismo servicio que ciertos medicamentos comunes utilizados para aliviar las inflamaciones posteriores al ejercicio físico.

Para la mayoría de los corredores, esos tratamientos tras una carrera consisten en reposo, hielo y medicamentos antiinflamatorios, entre otras medidas. Pero esos medicamentos pueden provocar reacciones adversas, las cuales se podrían evitar utilizando una alternativa natural, en forma de alimento, como el jugo de cereza, para reducir la inflamación muscular, antes del ejercicio físico.

Los investigadores creen que los beneficios de la cereza que se experimentan después del ejercicio físico se deben probablemente a las propiedades naturales antiinflamatorias de esa fruta, atribuidas a los compuestos antioxidantes llamados antocianinas, que además le dan a la cereza su color rojo brillante.

Ya sea para atletas de élite o para deportistas de fin de semana, este poder antiinflamatorio del jugo de cerezas podría resultar muy beneficioso para los millones de personas que actualmente utilizan medicamentos para reducir el dolor muscular, e incluso aportarles otros efectos positivos.

Un conjunto creciente de estudios sugiere que las cerezas podrían influir en la inflamación relacionada con enfermedades cardiacas y la artritis, e incluso ser capaces de ayudar a conservar la fuerza muscular de aquellos que padecen de fibromialgia, una enfermedad crónica muy extendida que provoca dolores.




Más artículos
Idioma tonal
Mover la cabeza cuando hablamos
Zapatazo de Bush
Optimismo humano
Calidad del sueño
Bacterias en la piel humana
Jugo de cereza
Memoria para caras
Miedo al rechazo
Células madre de médula ósea
Señales de estatus
Actividad cerebral nocturna
Apoptosis
Robot cirujano
Regiones cerebrales
Mutación genética
Función de los genes
Encanecimiento del cabello
Riesgo de contagio
Corteza visual del cerebro