Mover la cabeza cuando hablamos
Medicina

Lo que nos hace mover la cabeza cuando hablamos

(NC&T) Es bien sabido que las personas mueven la cabeza mientras conversan para trasmitir diversos significados y emociones, y que las mujeres la mueven de forma más activa cuando hablan con otras mujeres que los hombres cuando lo hacen con otros hombres.

Cuando mujeres y hombres conversan entre ellos, los hombres mueven un poco más la cabeza y las mujeres un poco menos. Y ello conduce a una pregunta que ha estado sin respuesta clara durante mucho tiempo: Tanto los hombres como las mujeres ¿podrían estar adaptándose mutuamente debido a sus expectativas de conducta basadas en el género de la persona con la que hablan? ¿O bien esa adaptación mutua deriva simplemente de los movimientos percibidos en su interlocutor? Hasta ahora, no estaba claro cuál de estas dos posibilidades se ajusta más a la realidad. Un nuevo estudio apunta directamente a una de ellas.

¿Qué pasaría si se cambiase el sexo aparente de un interlocutor (su aspecto físico y su voz) pero manteniendo intacta toda la dinámica del movimiento de su cabeza y sus expresiones faciales?

Usando una nueva tecnología de videoconferencia, un equipo de psicólogos e informáticos, dirigido por Steven Boker, profesor de psicología en la Universidad de Virginia, hizo tal cosa, cambiar el sexo aparente de los participantes en el estudio durante una conversación, pero manteniendo los elementos citados.

Los resultados revelan que el movimiento de la cabeza era más importante que el género para determinar cómo la otra persona movería su cabeza durante la conversación.

Se constató que las expectativas sociales basadas en el género del interlocutor no son la fuente más común de las diferencias relacionadas con el género en el modo en que dos personas coordinan sus movimientos de cabeza durante una conversación entre ambas.

Los investigadores usaron rostros sintetizados, conocidos como avatares, en las videoconferencias con participantes desconocedores del verdadero objetivo del estudio y que creían que estaban conversando en la pantalla con una persona real en lugar de una versión sintética y transformada de un ser humano.

En algunas conversaciones, los investigadores cambiaron el género de los avatares así como su tono de voz, pero conservando intactos sus movimientos de cabeza y expresiones faciales, convenciendo a los participantes de que estaban hablando con un hombre cuando en realidad lo hacían con una mujer, o viceversa.

Los investigadores comprobaron que las personas del estudio simplemente adaptaban sus movimientos de cabeza a los de la persona con la que conversaban, con independencia del sexo aparente de su interlocutor.


  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Idioma tonal
Mover la cabeza cuando hablamos
Zapatazo de Bush
Optimismo humano
Calidad del sueño
Bacterias en la piel humana
Jugo de cereza
Memoria para caras
Miedo al rechazo
Células madre de médula ósea
Señales de estatus
Actividad cerebral nocturna
Apoptosis
Robot cirujano
Regiones cerebrales
Mutación genética
Función de los genes
Encanecimiento del cabello
Riesgo de contagio
Corteza visual del cerebro