Medicina

En qué medida el dormir poco y otros malos hábitos disminuyen el rendimiento escolar

(NC&T) Los resultados de este estudio demuestran que hay una relación directa entre la salud de los estudiantes universitarios y su rendimiento académico. Ésta es la primera vez que se publica un informe en el que el promedio de todas las notas del día obtenidas por un estudiante (GPA, por sus siglas en inglés) se correlaciona con todas esas conductas nocivas.

Este informe es parte de uno de los estudios más exhaustivos sobre la salud de los estudiantes universitarios en EE.UU. Para participar en el mismo fueron seleccionados al azar alrededor de 24.000 estudiantes de 14 centros de enseñanza de Minnesota, y 9.931 completaron el CSHSR (College Student Health Survey Report) de 2007. Fueron incluidos en el estudio los cinco campus de la Universidad de Minnesota.

En los resultados, el 69,9 por ciento de los estudiantes universitarios informaron que estaban estresados, y el 32,9 por ciento de esos estudiantes dijeron que el estrés estaba dañando su rendimiento académico. Y tal como se comprobó, el GPA promedio para los estudiantes que decían que el estrés perjudicaba sus resultados académicos fue de 3,12, frente al 3,23 de GPA promedio de los estudiantes que no creían que el estrés estuviese afectando a su rendimiento académico. "Si bien esta diferencia de GPA puede parecer pequeña, cuando eso se traslada a más de 9.000 estudiantes, el impacto de esta diferencia es grande", matiza el Dr. Ed Ehlinger.

Un veinte por ciento de los estudiantes informaron de dificultades en el sueño que perjudicaban sus resultados académicos. Y ciertamente esos estudiantes que admitían disfrutar de menos noches con las horas adecuadas de sueño tenían un GPA promedio de 3,08, frente al GPA promedio de 3,27 de quienes declararon no sufrir deficiencias de sueño.

El estudio demuestra claramente que cuantas más noches los estudiantes duermen las horas que deben, mejor es el GPA que obtienen. Hay una relación directa entre ambos parámetros.

Con respecto al uso excesivo de la televisión o el ordenador (no incluyendo el uso académico de los mismos), el 30,4 por ciento de los estudiantes analizados reconocieron haber estado un tiempo excesivo frente a la pantalla. El trece por ciento de los que admitieron ese problema tuvieron dificultades en sus estudios, presentando un GPA promedio de 3,04, frente al GPA promedio de 3,27 para quienes no pasaban un tiempo excesivo ante la pantalla.

Apagar el televisor o el ordenador que están siendo usados lúdicamente, e irse a dormir, es una de las mejores y más fáciles cosas que los estudiantes pueden hacer para mejorar su rendimiento académico, tal como señala Ehlinger.

Los estudiantes que informaron haber fumado durante los últimos 30 días tenían un GPA promedio de 3,12, frente al promedio de 3,28 de los estudiantes que declararon no haber fumado.

Incluso los estudiantes que sólo fumaban una o dos veces al mes tenían más bajo su GPA que quienes no fumaban nunca. Usar el tabaco para tranquilizarse o para "socializarse" disminuye claramente los promedios de GPA de los estudiantes.

Ehlinger espera que los resultados de este estudio estimulen a los estudiantes universitarios a cambiar de conducta, y a las universidades a prestar más atención a la salud de sus estudiantes.




Más artículos
Incapacidad mental para orientarse
Limpieza excesiva y diabetes de tipo 1
Primates con el virus del SIDA
Huesos artificiales
Capacidad de la memoria humana
Solución imaginativa de problemas
Raíces cerebrales de éxito y fracaso
Causa de ilusión óptica
Causas de la tendencia a la superstición
Optimizar la vacunación
Aprendizaje con la experiencia directa
Narcisismo de los líderes
Gen relacionado con la calvicie
Borrado artificial de recuerdos
Señales no verbales en la comunicación
Esquizofrenia y receptores cerebrales
Rendimiento escolar y sueño
Examinar una cara
Percepción de la relación de pareja
Fonoagnosia