Medicina

Borrado artificial selectivo de recuerdos en ratones

(NC&T) Si bien los recuerdos nos dan el tesoro de la experiencia acumulada, enseñándonos a no caer en los mismos errores y resultando cruciales para la supervivencia y la adaptación, eliminar selectivamente los recuerdos incapacitantes, como por ejemplo los recuerdos traumáticos de guerra o los asociados a un miedo no deseado, puede ayudar a muchas personas a vivir mejor sus vidas.

Este nuevo estudio revela un mecanismo molecular con el que puede hacerse esto rápidamente y sin dañar a las células cerebrales.

Joe Z. Tsien (de la Escuela de Medicina de Georgia) y su equipo, en colaboración con científicos de la Universidad Pedagógica del Este de China en Shanghai, fueron capaces de eliminar recuerdos nuevos y viejos mediante la expresión mayor de lo normal de una proteína crítica para la comunicación entre las células del cerebro, justo cuando el recuerdo era evocado.

El Dr. Tsien ya logró tiempo atrás un ratón que no podía formar recuerdos, eliminando el receptor NMDA que recibe los mensajes de otras neuronas. Luego se ganó la aclamación internacional creando a Doogie, un ratón más inteligente de lo normal en el que se sobreexpresaba una subunidad del receptor NMDA. Los cerebros más jóvenes tienen cantidades más altas de esta subunidad NR2B que deja abiertos mucho más tiempo los cauces de comunicación entre las células del cerebro. Por eso las personas jóvenes pueden aprender más rápidamente que los adultos de edad avanzada.

Borrado artificial de recuerdos
Joe Z. Tsien. (Foto: Medical College of Georgia)
En el nuevo trabajo, Tsien descubrió que cuando se sobreexpresaba la aCaMKII (una proteína abundante que sólo se encuentra en el cerebro) mientras era evocado un recuerdo, ese recuerdo específico se eliminaba.

Aunque resulta muy prometedora la posibilidad de borrar rápida y selectivamente un recuerdo, Tsien advierte que aún queda lejos el desarrollo de un método aplicable a humanos basado en este hallazgo científico. Una posible estrategia para conseguirlo sería encontrar un fármaco que reproduzca la sobreexpresión de la aCaMKII que los investigadores lograron por medio de la manipulación genética.




Más artículos
Incapacidad mental para orientarse
Limpieza excesiva y diabetes de tipo 1
Primates con el virus del SIDA
Huesos artificiales
Capacidad de la memoria humana
Solución imaginativa de problemas
Raíces cerebrales de éxito y fracaso
Causa de ilusión óptica
Causas de la tendencia a la superstición
Optimizar la vacunación
Aprendizaje con la experiencia directa
Narcisismo de los líderes
Gen relacionado con la calvicie
Borrado artificial de recuerdos
Señales no verbales en la comunicación
Esquizofrenia y receptores cerebrales
Rendimiento escolar y sueño
Examinar una cara
Percepción de la relación de pareja
Fonoagnosia