Medicina

Estudio genético comparativo entre hombre y chimpance contradice criterio generalizado

(NC&T) Este trabajo no es el primer intento de examinar la selección positiva (la selección natural que promueve la permanencia de mutaciones ventajosas) en humanos y chimpancés. Sin embargo, todos los esfuerzos anteriores se concentraron en identificar genes específicos bajo la selección positiva, y no en comparar sus números. En el actual análisis de cerca de 14.000 genes, el grupo de Jianzhi (George) Zhang, profesor de ecología y biología evolutiva, no sólo buscó el número de estos genes, sino que también incluyó tres importantes mejoras respecto a enfoques anteriores.

La primera mejora permitió a los investigadores determinar con mayor exactitud qué diferencias entre el hombre y el chimpancé respondían a cambios genéticos en el linaje humano, y cuáles otras se debían a cambios en el linaje del chimpancé. Esto fue posible porque compararon ambos grupos con el genoma del mono macaco, recientemente secuenciado, mientras que otros investigadores debían basarse en el genoma del ratón, a falta de uno mejor, para establecer las comparaciones.

Si sólo se compara al ser humano con el chimpancé, se aprecian las diferencias, pero no es posible saber qué diferencia en particular se debe a cambios en los humanos, y cuál a cambios específicos del chimpancé. Pero si la comparación se hace incluyendo a una tercera especie, como por ejemplo otra especie de mono, y si el chimpancé y el mono son idénticos en un rasgo particular como por ejemplo el tamaño del cerebro, mientras que el cerebro humano es diferente, podemos asumir que algo ha cambiado en el ser humano durante su evolución. Empleando para la comparación una especie más relacionada con nosotros evolutivamente (un mono en lugar de un ratón), es posible hacer suposiciones más fiables.

La segunda mejora fue usar un método estadístico diferente al que se utilizó en los análisis anteriores, un método que es menos propenso a indicar que la selección positiva se produjo cuando en realidad no lo hizo.

La tercera y más importante mejora es que los investigadores adoptaron medidas para asegurar la "calidad" de las secuencias de genes que analizaron. La calidad de la secuencia es una indicación de cuán cercana a la realidad es la secuencia obtenida.

Los investigadores descubrieron que los chimpancés tienen considerablemente más genes seleccionados positivamente que los humanos. Esto sorprendió a Zhang, pero él tiene una posible explicación. Existen evidencias de que entre uno y dos millones de años atrás, la población humana se extinguió en ciertas áreas, para ser reemplazada sólo a través de la recolonización. Tal patrón contribuye a un menor "tamaño efectivo de población", un término que se refiere al número de individuos que contribuyen a la próxima generación. De acuerdo con las teorías genéticas de población, la selección es más efectiva en las poblaciones grandes que en las pequeñas, de manera que el menor número de genes seleccionados positivamente en los humanos puede ser reflejo de un tamaño de población efectiva más pequeño a largo plazo en los humanos respecto a los chimpancés.
Inteligencia espacial

Más artículos
Amor y horóscopos
Sueño y células cerebrales
Personas atractivas
Personajes digitales alegres
Suturas poliéster natural
Dietas perder peso
Investigación médica de montaña
Genes dejar de fumar
Tranquilizar neuronas hiperactivas
Cirugía sin cicatrices
Dieta para fumadores
Láser para fluidos
Degradación genética
Simulación trastornos cognitivos
Test genómico
Mecanismo de freno en cerebro
Tabaco contra el parkinson
Comparativo hombre y chimpance
Sonido en ilusiones ópticas
Hipertensión y cerebro