Medicina

Cierta lesión cerebral corta en seco el hábito de fumar

(NC&T) El estudio proporciona evidencia directa de la gran fuerza con la que el hábito se "agarra" al cerebro. También acrecienta la posibilidad de que otros comportamientos adictivos puedan estar atados con fuerza similar a los circuitos neuronales del placer.

Los autores del estudio son Antoine Bechara y Hanna Damasio, ambos de la Universidad de California del Sur, y Nasir Naqvi y David Rudrauf (ambos de la Universidad de Iowa).

Éste es el primer trabajo de su tipo que se vale de lesiones en el cerebro para estudiar la adicción a una droga en seres humanos.

En los años 90, Antonio Damasio propuso que la ínsula, una pequeña isla incluida en la corteza cerebral, es como una "plataforma de los sentimientos y la emoción". El nuevo estudio demuestra que el placer de fumar parece acomodarse sobre esa plataforma.

Lesión cerebral antitabaquismo
Antoine Bechara, a la izquierda, con Antonio Damasio. (Foto: Philip Channing)
Una perturbación en esa región elimina las sensaciones de placer que se asocian a fumar. Es inmediato. No es que los afectados pasen a fumar menos. Simplemente, ya no fuman más.

El hallazgo plantea la cuestión de si un daño en la ínsula también puede hacer que una persona detenga otros comportamientos adictivos. ¿Puede una lesión cerebral curar a alguien de sus hábitos nocivos?

La respuesta todavía no se sabe, pero quizás el fenómeno puede ser "generalizable" con respecto al abuso del alcohol, comer excesivamente y otras adicciones.

El descubrimiento del papel de la ínsula en la adicción, abre nuevas perspectivas en la terapia, incluyendo posibles medicamentos dirigidos a actuar específicamente sobre una región a la cual nadie había prestado demasiada atención hasta ahora.

Cualquier tratamiento requeriría preservar las funciones beneficiosas de la ínsula. Pero Bechara observa que la región parece estar implicada específicamente en "comportamientos adquiridos" más que en impulsos fundamentales necesarios para la supervivencia. Como resultado, podría ser posible apuntar a un blanco sin alterar el resto.

Como la ínsula es reconocida actualmente como una estructura clave en los procesos de la emoción y los sentimientos, el hecho de que una lesión en ella detenga un hábito adquirido como es el de fumar, demuestra un potente vínculo entre fumar y las emociones o sentimientos. De ahí la gran fuerza de la adicción psicológica al tabaco.


Más artículos
Alimentación y estado anímico
Reconstrucción de imágenes
Composición de las lágrimas
Lesión cerebral antitabaquismo
Cerebro numérico
Virus de la gripe
Activación cerebral y altruísmo
Genoma humano
Procesamiento numérico
Neuronas espejo
Algas contra el cáncer
Ataques de epilepsia
Percepción del tiempo
Corazón y genética
Genoma equino
Respuesta cerebral
Videojuegos y agudeza visual
Antioxidantes para bucear
Mecanismo de los alucinógenos
Investigación del pez eléctrico