Medicina

Prometedor descubrimiento contra el Antrax

(NC&T) El equipo, formado por científicos de la Universidad de California en Berkeley, el Centro Médico de la Universidad de Mississippi en Jackson, y el Centro Fred Hutchinson para la Investigación Oncológica en Seattle, descubrieron el truco al estudiar cómo esta mortal bacteria roba hierro de sus víctimas humanas para crecer y reproducirse.

El metabolismo humano produce una proteína llamada siderocalina para defender al cuerpo de la bacteria. Éste es el primer ejemplo de una proteína producida por el sistema inmunológico humano para desestabilizar el sistema de la bacteria encargado de obtener hierro.

La bacteria del ántrax produce dos pequeñas moléculas: bacilibactina y petrobactina, que extraen el hierro de la molécula transportadora en el ser humano, llamada transferrina. Estos "sideróforos" son esenciales para que el ántrax crezca rápidamente, sobre todo después de que la víctima haya inhalado las esporas, aunque no se comprendía por qué la bacteria necesita dos sideróforos para operar.

El nuevo estudio muestra por qué la bacteria del ántrax requiere dos sideróforos actuando mediante dos mecanismos distintos. La siderocalina, proteína inmunológica humana, se enlaza a la bacilibactina y la deja inoperante, tal y como constataron los investigadores. Al parecer, el ántrax "contraataca" valiéndose de un segundo y sigiloso "ladrón" de hierro, la petrobactina, mientras las defensas humanas se concentran contra el primer "ladrón". La siderocalina no se enlaza a la petrobactina.

Bacteria del Antrax
En verde, la bacteria del ántrax segrega dos moléculas para buscar hierro Sólo una, la bacilibactina, es interceptada por la siderocalina, en azul. (Foto: Raymond Lab/UC Berkeley)
Hasta donde se sabe, el sistema inmunológico humano aún no ha podido lanzar un contraataque eficaz contra el segundo sideróforo, "pero eso no significa que no podamos diseñar algo contra él", señala Ken Raymond, profesor de química en la Universidad de California en Berkeley. Él y sus colegas están estudiando cómo usar el hallazgo para diagnosticar o tratar el ántrax.


Más artículos
Cerebro humano
Dolor de las amputaciones
Alteraciones neuropsiquiátricas
El ilusionismo
Déjà vu
Enfermedades cardíacas
Genoma del neandertal
Placenta funcional
Reacción alérgica al huevo
Genoma de las mariposas
Control de la mente
Ejercicios para la mente
Ondas cerebrales del adolescente
Actividad física
Remodelación del cerebro
Bacteria del Antrax
Recuerdos durante el sueño
Realidad virtual
Sentido del gusto
Testosterona y combatividad en derrota