Un bronceado más seguro
Medicina

Un bronceado más seguro

(NC&T) "Estamos en el proceso de evaluar la forscolina, un derivado de la planta Pletranthus barbatus, en cuanto a su seguridad cuando se aplica en la piel. Sabemos que estimula la melanina, pero necesitamos asegurarnos de que no tenga efectos adversos. Hasta ahora, los resultados son prometedores", explica el Dr. John D'Orazio de la Universidad de Kentucky.

Muchas personas usan productos químicos para conseguir un efecto de bronceado sin arriesgarse a los daños que pueden provocar los rayos ultravioleta, entre ellos el cáncer de piel y también la aparición de arrugas en la misma. Sin embargo, hoy en día, esos bronceadores de venta en el mercado contienen un producto químico que puede teñir la piel con una cierta tonalidad marrón o naranja. Y además, sin verdadera protección solar, la piel sigue siendo tan vulnerable a las quemaduras solares y daños asociados como antes de la aplicación del producto.

Algunas personas se sienten frustradas por el uso difícil de estos bronceadores y renuncian por completo a ponerse morenas, o bien terminan exponiéndose al Sol o a las "camas solares" (los aparatos de bronceado con colchoneta y lámparas de rayos UVA).

Obtener el bronceado tumbándose al sol o en una cama solar, a veces viene acompañado de los efectos secundarios de las radiaciones ultravioleta. Una exposición excesiva puede desembocar en cáncer de piel.

El nuevo enfoque empleado con este producto se basa en una loción que "engaña" a la piel para que responda igual que lo haría ante un incremento de la exposición al sol, causando ello un bronceado natural, pero sin los efectos secundarios de la luz ultravioleta.

Incluso quienes no desean una apariencia bronceada y utilizan cantidades copiosas de protector solar pueden tener riesgo de sufrir daños, ya que, según explican los autores de la investigación, los protectores solares no sólo requieren una reaplicación periódica, sino que se debilitan cuando se exponen a la luz solar, y a menudo protegen sólo contra los rayos UVB, y no frente a los rayos UVA considerados culpables de algunos cánceres cutáneos y del envejecimiento prematuro de la piel por largas exposiciones al sol.

Las personas con más melanina en su piel tienen el cutis más oscuro y poseen de manera natural una mayor resistencia a los daños causados por el Sol, debido a que la melanina, que de hecho es parte de la epidermis, actúa como un estupendo protector natural contra todas las clases de radiación ultravioleta. El compuesto que está siendo probado en la Universidad de Kentucky estimula la piel para que ésta produzca mayor cantidad de su propia melanina.

El resultado es auténticamente biológico, da un bronceado de apariencia natural, y también aumenta la protección contra el sol.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Mecanismo del aprendizaje
Ingrediente para protectores solares
Voces en la cabeza
Autodestrucción de células cancerígenas
Rayos X
Destructores de plantas
Visión en tunel
Liberación de medicamentos
Unión neuromuscular
Prevención de fracturas
Perfiles genéticos
Espinacas y vista
Un bronceado más seguro
Prevención del cáncer
La belleza y el cerebro
Base genética del autismo
Movimientos con el cerebro
Pacientes superobesos
Fase inicial del Alzheimer
Atracción magnética