Medicina

Los cambios nerviosos por la diabetes comienzan antes

"Hemos encontrado lo que consideramos es el primer signo del cambio nervioso propiciado por la diabetes", comenta el Dr. Peter J. Dyck, neurólogo de la Mayo Clinic y principal investigador del estudio. Los resultados se publicaron en la edición de septiembre de Diabetes Care. "Los cambios comienzan con mayor anticipación a la que se había demostrado anteriormente", afirma.

En el estudio longitudinal participaron aproximadamente 500 pacientes, muchos de ellos durante 20 años, procedentes del Condado de Olmsted, Minnesota, donde se encuentra la Mayo Clinic. Los pacientes estuvieron de acuerdo en que periódicamente se midiera su diabetes así como las complicaciones en los vasos sanguíneos, riñones, ojos y sistema nervioso.

Alrededor de la mitad de las personas que padecen diabetes presentan algún tipo de daño nervioso (neuropatía) causado en forma indirecta por los altos niveles de azúcar en la sangre. Los síntomas pueden incluir dolor, adormecimiento de los miembros, hormigueo, ardor e insensibilidad. Entre las complicaciones graves se cuentan las úlceras en los pies, gangrena, amputaciones, ceguera e insuficiencia renal.

Para medir los cambios nerviosos durante el estudio, los investigadores emplearon diversas técnicas, entre ellas: exámenes de pacientes, pruebas de fuerza y reflejos y pruebas de la conducción de los impulsos nerviosos, que miden la rapidez con que los nervios transmiten señales eléctricas. Las pruebas de conducción de los impulsos nerviosos, con el tiempo, aportaron las mediciones más fiables relativas al daño nervioso provocado por la diabetes.

"Aún cuando los valores de conducción de los impulsos nerviosos de los pacientes estaban dentro de los parámetros normales, nuestra evaluación en serie demostró un empeoramiento constante, inequívoco y significativo a nivel estadístico", comenta el Dr. Dyck. Se corrigieron las mediciones de la conducción de los impulsos nerviosos tomando en cuenta las variaciones de edad, altura y peso de los pacientes, por tratarse de factores que podrían haber influido en los resultados.

El estudio se concentró especialmente en 90 pacientes que en la primera evaluación no evidenciaron daños nerviosos y que habían sido evaluados al menos seis veces a intervalos anuales o semestrales. Después, los investigadores de la Mayo examinaron qué medidas de neuropatía (impulsos nerviosos, síntomas, signos neurológicos, pruebas cuantitativas de sensibilidad o pruebas cuantitativas del sistema nervioso autónomo) empeoraron, mejoraron significativamente o no variaron durante el periodo del estudio. De las cinco pruebas, sólo la conducción de los impulsos nerviosos mostró un empeoramiento constante, inequívoco y muy significativo.

El Dr. Dyck afirma que el estudio aporta nuevas perspectivas para la atención de la diabetes y para futuras investigaciones sobre su tratamiento.

"El objetivo deberá dirigirse a la prevención de la neuropatía y de las complicaciones de los ojos y los riñones, más que a intervenir luego de que éstas aparezcan", comenta el Dr. Dyck. Otros estudios han evidenciado que un control estricto de la concentración del azúcar en la sangre puede prevenir, y posiblemente hasta revertir, las complicaciones de los nervios, ojos y riñones en los diabéticos.

Aproximadamente 18 millones de estadounidenses tienen diabetes. Entre el 60 y el 70% de los diabéticos desarrollan algún tipo de neuropatía o daño nervioso como consecuencia de la enfermedad, según la American Diabetes Association. El Dr. Dyck opina que es peligroso suponer que la ausencia de síntomas es sinónimo de buenas noticias.

"El estudio demuestra que la diabetes es engañosa desde su inicio", afirma. La diabetes es similar a la ateroesclerosis y la hipertensión, que se desarrollan gradualmente y continúan, a menos que se controlen. Luego, pueden derivar en problemas graves como accidentes cerebrovasculares, ataques cardiacos y gangrena en los pies y piernas.

Los resultados de la investigación de la Mayo Clinic también podrían influir en el diseño de futuros estudios clínicos sobre las opciones de tratamiento para la diabetes. El Dr. Dyck asevera que debido a que los cambios nerviosos aparecen en forma muy temprana, será importante que los estudios clínicos incluyan pacientes que aún no estén gravemente afectados y que los estudios se extiendan por más tiempo.


Más artículos
Biosensores monitoreo a distancia
Genoma chimpance humano
Estudio química cerebral
Restricción calórica longevidad humana
Influencia en consumidores
Arritmias y deporte
Interacción temperatura hidratación
Evolución cerebro humano
Código de memoria
Actuación Antrax
Intensidad dolor
Interpretación cerebro sonidos
Causa fallos de memoria
Archivo del duelo
Atrofia muscular
Agua Mississippi en mar
Cambios nerviosos por diabetes
Fallos pruebas huellas dactilares
Tiempo congelación pescado
Descubrimiento ciudad maya