Medicina

Cómo el antrax (carbunclo) neutraliza las defensas del cuerpo

El hallazgo es obra de investigadores de la Universidad de Florida.

La toxina letal del ántrax o carbunclo paraliza a los neutrófilos, los glóbulos blancos que actúan como la primera defensa del cuerpo contra la infección, deteriorando los diminutos filamentos que fabrican para reptar por el cuerpo y devorar bacterias invasoras.

Tan sólo dos horas después de la exposición a la toxina, se bloquea la capacidad de los neutrófilos de producir los filamentos en un 60 por ciento, paralizándolos y permitiendo que el ántrax se desarrolle libremente, lo que explica su uso por bioterroristas, que causaron la muerte de cinco personas en 2001 por inhalación de ántrax remitido en sobres de correo.

Las víctimas de 2001 no mostraban niveles elevados de glóbulos blancos, como ocurre en la mayoría de las infecciones, aunque un gran número de bacterias inhaladas se había dispersado desde los pulmones hacia el torrente sanguíneo, lo que es inusual, resurgiendo así la hipótesis de años atrás de que el ántrax puede deteriorar la capacidad de respuesta de las células del sistema inmunológico.

Usando muestras de sangre de voluntarios, los investigadores estudiaron cómo reaccionaron los neutrófilos cuando fueron expuestos a una forma purificada de la letal toxina del ántrax, la parte de la espora vinculada a la enfermedad.

A diferencia de la espora intacta, la toxina pura no es muy peligrosa. Los investigadores pueden aislarla y usarla para estudiar cómo afecta a las células. En estos nuevos experimentos, se descubrió que, a dosis bajas, detiene la proteína actina de los filamentos construidos para dirigir a los neutrófilos hacia las bacterias, paralizando con ello la respuesta inmunológica del cuerpo.

Actuación Antrax
Frederick Southwick, responsable de la investigación. (Foto: University of Florida/Mickey Cuthbertson )
La inhalación del ántrax surte un rápido efecto, por lo que acostumbra a ser fatal, y aunque puede ser combatida con antibióticos, muchas veces no se busca tratamiento hasta que es demasiado tarde. Una persona puede morir antes de saber que está gravemente enferma.

Los síntomas de la inhalación de ántrax se parecen al resfriado común, y progresan hacia problemas respiratorios, shock, y a menudo muerte.

Pero en el ataque de 2001, sólo la mitad de las 10 personas que inhalaron el ántrax murieron. Las otras cinco víctimas fueron diagnosticadas y tratadas a tiempo. Doce personas más contrajeron infecciones cutáneas, pero éstas no suelen ser mortales.

El conocimiento acerca del ántrax y cómo opera, ha aumentado desde entonces, con las consiguientes mejoras para la salud pública.


Más artículos
Biosensores monitoreo a distancia
Genoma chimpance humano
Estudio química cerebral
Restricción calórica longevidad humana
Influencia en consumidores
Arritmias y deporte
Interacción temperatura hidratación
Evolución cerebro humano
Código de memoria
Actuación Antrax
Intensidad dolor
Interpretación cerebro sonidos
Causa fallos de memoria
Archivo del duelo
Atrofia muscular
Agua Mississippi en mar
Cambios nerviosos por diabetes
Fallos pruebas huellas dactilares
Tiempo congelación pescado
Descubrimiento ciudad maya