Medicina

El cerebelo y la corteza envejecen de modo distinto

El trabajo, efectuado por científicos de la Universidad de Harvard, la de California en Berkeley, el LBNL (Lawrence Berkeley National Laboratory), y el Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, se ha basado en un análisis de expresión genética en diversas áreas del cerebro humano y del de chimpancé, mostrando también que ambos cerebros envejecen con notables diferencias, a pesar de su cercana relación evolutiva.

"Estamos sorprendidos tanto por la homogeneidad del envejecimiento dentro de la corteza como por las diferencias espectaculares entre corteza y cerebelo", confiesa Joshua B. Plotkin, de Harvard. "El hecho de que los niveles de actividad genética en el cerebelo permanecen más estables con la edad, sugiere que experimenta menos estrés oxidativo".

"Queda mucho por aprender sobre cómo envejece el cerebro y cómo los cambios en la expresión genética a través del tiempo están relacionados con la actividad cerebral", admite Michael B. Eisen, profesor de biología molecular y celular en la Universidad de California en Berkeley. "Nuestros análisis sugieren que las diferentes funciones de regiones distintas del cerebro influyen en cómo envejece. Podemos aprender sobre la variación funcional y la evolución estudiando los cambios de la expresión genética con la edad".

Este estudio es uno de los muchos que buscan explicar cómo se altera la expresión genética a través del tiempo, pero el primero en examinar la diferencia del envejecimiento en las dos principales áreas cerebrales. Tampoco se habían comparado anteriormente los efectos del envejecimiento en el cerebro de humanos y de otros primates.

El hecho de que los cerebros de chimpancés envejecen de modo distinto al nuestro sugiere que nuestros parientes evolutivos más cercanos lo usan también de modo distinto, desde el punto de vista bioquímico.

Los investigadores creen que sus resultados pueden arrojar una sombra de duda sobre la efectividad del uso de ratones y otras especies para estudiar las enfermedades neurodegenerativas humanas. La cuestión que se plantea es que si el cerebro humano y el de chimpancé envejecen de forma muy diferente, entonces las diferencias entre humanos y especies menos relacionadas son probablemente mayores.


Más artículos
Curación estrés
Conmoción cerebral
Enfermedad de Beethoven
Cerebros de autistas
Dulce analgésico
Movimiento clave
Imaginar pensamiento
Cerebro no nota parpadeos
Toxinas impulsan sentido gusto
Mujeres sienten más dolor
Genes seleccionan gente similar
Conocer dietas ancestros
Reacciones ante amenaza masculinidad
Rastreando cocaína en alcantarillas
Diagnóstico enfermedades infecciosas
<
Detalles cómo extiende cáncer
Hombres y mujeres difieren confiar
Relación videojuegos conductas agresivas
Cerebro reconoce imágenes