Medicina

Técnica para conocer las dietas de nuestros ancestros

Esta técnica ha sido desarrollada por un equipo de científicos de la Universidad de Arkansas, el Instituto Politécnico de Worcester, la Universidad Estatal de Nueva York en Stony Brook, la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins y la Universidad del Estado de Pensilvania.

Los científicos investigaron el desgaste microscópico en los dientes de dos especies de homínidos antiguos, el Australopithecus africanus, que vivió hace entre 3,3 y 2,3 millones de años, y el Paranthropus robustus, que vivió hace entre 2 y 1,5 millones de años. Los orificios y los arañazos encontrados en los dientes proporcionan una historia visual del tipo de comida consumida. Los orificios indican una dieta de alimentos duros, quebradizos, como nueces y semillas, mientras los arañazos implican una dieta de alimentos correosos y resistentes, como hojas y posiblemente carne.

Los exámenes tradicionales de estos dientes antiguos, contando hoyos y líneas en una imagen de micrografía electrónica en blanco y negro, sugerían que el A. africanus ingería alimentos correosos, y el P. robustus comida dura y quebradiza.

Sin embargo, los autores del nuevo estudio usaron una innovadora técnica para efectuar un análisis de la textura de los dientes, que proporciona una información más completa.

Los investigadores examinaron la aspereza, complejidad y direccionalidad en los dientes. Dado que los alimentos interactúan con los dientes, hay diferentes tipos de complejidad en diferentes dietas. La direccionalidad también se correlaciona con la dieta.

Las comidas duras como nueces y semillas tienden a producir perfiles dentales más complejos, mientras que las comidas correosas como las hojas conducen a más arañazos, que corresponden con la direccionalidad.

La nueva técnica permite a los investigadores tomar coordenadas tridimensionales de todo el diente y formar una imagen detallada de la superficie.

Cuando estas imágenes son combinadas, se puede usar análisis fractal para examinar patrones en el desgaste dental. El análisis mostró que ambas especies compartían sus dietas, y que si bien el P. robustus mostraba más complejidad en su desgaste dental, indicando que ingería más alimentos duros y quebradizos que el A. africanus, también se alimentó de comidas correosas.

Los científicos creen que esto indica que las especies frecuentemente compartían una misma dieta, pero que en tiempos de escasez o de cambios estacionales, el P. robustus la cambiaba para incluir alimentos que diferían de los consumidos por el A. africanus.


Más artículos
Curación estrés
Conmoción cerebral
Enfermedad de Beethoven
Cerebros de autistas
Dulce analgésico
Movimiento clave
Imaginar pensamiento
Cerebro no nota parpadeos
Toxinas impulsan sentido gusto
Mujeres sienten más dolor
Genes seleccionan gente similar
Conocer dietas ancestros
Reacciones ante amenaza masculinidad
Rastreando cocaína en alcantarillas
Diagnóstico enfermedades infecciosas
<
Detalles cómo extiende cáncer
Hombres y mujeres difieren confiar
Relación videojuegos conductas agresivas
Cerebro reconoce imágenes