Violencia deporte
Medicina

Es ganar, no perder, lo que incita a la violencia en el deporte

(NC&T) Los investigadores tomaron como punto de partida la cantidad de personas que requieren tratamiento médico de emergencia como consecuencia de agresiones físicas derivadas de partidos de rugby y fútbol disputados en Cardiff, Gales.

Con una población de 300.000 habitantes, Cardiff es una de las ciudades más grandes de Gales. Los partidos internacionales de rugby y fútbol son los espectáculos deportivos más vistos aquí, y cada uno de estos encuentros suele atraer a más de 70.000 hinchas.

El grupo de investigación hizo un seguimiento del número de casos de asalto atendidos en el único departamento de atención médica urgente de Cardiff entre mayo de 1995 y abril de 2002. Las instalaciones médicas de atención urgente se encuentran ubicadas aproximadamente a kilómetro y medio del estadio nacional.

Durante este periodo, se llevaron a cabo 74 partidos de rugby y 32 de fútbol. Y casi 27.000 ataques requirieron primeros auxilios médicos.

En promedio, 30 casos de agresión requirieron atención médica el día del partido y el día después. El pico de víctimas atendidas se registró justo antes de la medianoche del día del partido. Los días en que no había partidos, el promedio de asaltos caía a 21.

Violencia deporte
Partido de rugby. (Foto: Brisbane GS)
Cuando los investigadores tuvieron en cuenta el resultado de cada partido, comprobaron que existía una marcada relación entre resultado y número de agresiones, pero siguiendo un perfil que no parecía, a priori, el más lógico.

Cuando Gales ganaba, el promedio de agresiones atendidas era de 33; cuando Gales perdía, el promedio caía a 25. Otros factores no tenían ninguna influencia significativa sobre el número de agresiones. La cantidad de público que asistía al evento y el resultado del partido eran los dos factores a partir de los cuales se podían hacer predicciones estadísticas consistentes.

Este análisis sugiere que las agresiones no se deben tanto al resultado de factores negativos asociados con un equipo nacional que ha sido derrotado, como hasta ahora se tendía a pensar, sino al resultado de un evento positivo (ganar). La explicación psicológica que los investigadores le dan a este fenómeno es que una victoria puede, entre otras cosas, aumentar en el hincha los niveles de seguridad en sí mismo, reafirmación personal, y patriotismo, factores que pueden hacerle más propenso a ejercer la violencia que si esos niveles fuesen bajos. Otros estudios han demostrado que la violencia doméstica es más frecuente cuando el equipo del agresor gana.

Por otra parte, la victoria también suele conducir a celebraciones en las que el alcohol está más presente de lo que debiera. Y, como es bien sabido, el exceso de alcohol constituye un factor importante del comportamiento violento.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Uvas cáncer
Electroacupuntura
Infección lentes contacto
Blanco prevención tumores
Orígen sistema nervioso
Violencia deporte
Hígado colesterol bueno
Ébola
Dieta mediterránea
Publicidad emotiva
Alcohol lactancia
Invidentes representación objetos
Acelerador lineal radioterapia
Sueño música
Móvil tumores
Razonamiento psicológico
Bebes aprendizaje lenguaje
Microbios intestino medicamentos
Bioestructuras tridimensionales
Percepción tres dimensiones