Uvas cáncer
Medicina

Componentes de las uvas inhiben una enzima clave en la proliferación del cáncer

(NC&T) Algunos componentes de las uvas consiguen inhibir drásticamente una enzima crucial en la proliferación de las células cancerígenas, según han comprobado en un estudio científicos de la Universidad de Illinois.

Los flavonoides son un grupo de compuestos orgánicos que incluyen numerosos pigmentos de plantas, solubles en agua y responsables de sus colores. Son más abundantes en las uvas rojas que en las blancas.

En este nuevo estudio se detallan una docena de nuevos componentes descubiertos en extractos de cultivos celulares de uva, y cómo algunos de ellos trabajan sinérgicamente contra una enzima conocida como DNA topoisomerasa II humana.

La enzima es necesaria para la propagación del cáncer y es usada comúnmente en investigación para ensayar productos químicos.

Elvira de Mejía, profesora del Departamento de Ciencias Alimentarias y Nutrición Humana, comenta que está muy claro que la sinergia es crítica. Cuando una célula llega a ser maligna, la enzima está expresada 300 veces más que en una célula normal. "Si podemos encontrar un compuesto o mezcla de compuestos que pueda reducir la actividad de esa enzima, las células cancerosas morirán".

Uvas cáncer
Mary Ann Lila, a la izquierda, y Elvira Gonzalez de Mejía (Foto: Kwame Ross)
La actividad sinérgica implica fitosustancias específicas del grupo de la proantocianidina y la antocianina dentro de la variada familia de los flavonoides. Estos actuaron más efectivamente contra la enzima que los flavonoides previamente identificados: quercetina y resveratrol. Los componentes individuales tenían un efecto menor sobre la enzima.

En estudios subsiguientes en curso, sobre modelos animales, los científicos están consiguiendo evidencia directa de que estos componentes de las uvas trabajan sinérgicamente en la lucha contra el cáncer y deben actuar juntos para obtener mayor efectividad.

Los investigadores están siguiendo flavonoides radiactivos en ratas, en un proyecto financiado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Están observando que estos flavonoides son muy biodisponibles. Comiendo la fruta, el componente bioactivo implicado pasa a la circulación sanguínea y luego a otras regiones. Anteriormente, esto no se sabía.

Mary Ann Lila (profesora del Departamento de Recursos Naturales y Ciencias Ambientales), Elvira de Mejía, y Jeong-Youn Jo, que prepara su doctorado en el laboratorio de Lila, produjeron los cultivos celulares de uvas empleados en sus experimentos, a partir de plantas de uva roja elegidas específicamente por su pigmentación y suministradas por investigadores de la Universidad de Cornell.

Usando muestras vegetativas de las plantas, más que la fruta en sí misma, el equipo de Illinois podía obtener rápidamente la gama entera de los flavonoides de la uva en mayor cantidad. Así extrajeron los flavonoides individuales intactos. El trabajo analítico implicó el uso de cromatografía líquida de alto rendimiento, e ionización LC-electrospray (ESI) con espectrometría de masas, para analizar los componentes más bioactivos.

Más adelante, los investigadores deberían ser capaces de determinar las dosis razonables para el consumo terapéutico de uvas ricas en flavonoides.

Suplementos conteniendo flavonoides específicos probablemente no resulten beneficiosos, porque pueden faltar los componentes complementarios requeridos para la actividad sinérgica.
  Haz click aquí para ver vídeos relacionados con este tema


Más artículos
Uvas cáncer
Electroacupuntura
Infección lentes contacto
Blanco prevención tumores
Orígen sistema nervioso
Violencia deporte
Hígado colesterol bueno
Ébola
Dieta mediterránea
Publicidad emotiva
Alcohol lactancia
Invidentes representación objetos
Acelerador lineal radioterapia
Sueño música
Móvil tumores
Razonamiento psicológico
Bebes aprendizaje lenguaje
Microbios intestino medicamentos
Bioestructuras tridimensionales
Percepción tres dimensiones